Tras salida de Fitzgerald, ¿quién va contra la corrupción en Chicago?

Le llueven ofertas al renunciante director de la Fiscalía del Distrito Norte de Illinois, aunque varias preguntas quedan sobre la mesa
Tras salida de Fitzgerald, ¿quién va contra la corrupción en Chicago?
Ayer en declaraciones escritas Fitzgerald solo dijo que se tomaría el periodo de verano libre para considerar otras ofertas de trabajo.
Foto: Archivo

CHICAGO – El fiscal Patrick Fitzgerald parecía estar bien: Implacable en su lucha contra la corrupción y, aparentemente, indiferente al debate político de funcionarios gubernamentales y líderes de negocios, algunos de los cuales su oficina envió directo a la cárcel.

Este hombre, que estuvo a cargo más tiempo de la Oficina de la Fiscalía del Distrito Norte de Illinois, hizo pública hoy su decisión de abandonar su posición a finales de junio. Ayer, en declaraciones escritas, Fitzgerald adelantó que se tomaría el periodo de verano libre para considerar otras ofertas de trabajo.

Pero, las preguntas que tendrá que hacerse Fitzgerald no se enfocarán totalmente en su futuro profesional, sino sobre quién lo reemplazará en ese puesto y cómo continuar la batalla contra la corrupción en Chicago.

Luego de una prolífica carrera en la que, bajo su batuta, se procesó a terroristas, gánsters, gobernadores y asesores presidenciales corruptos, a Fitzgerald no le harán falta ofertas de trabajo.

Anton Valukas, quien fungió en esa posición en el 1980 y ahora es el director de la firma de abogados Jenner & Block, dijo que su firma interesa reclutar a Fitzgerald, pero que no le sorprendería que éste fuera considerado para otra posición como director del FBI o director de la Oficina del Fiscal General.

Sin embargo, el senador de Illinois, Peter Fitzgerald, quien reclutó al fiscal en el 2001, dijo que Fitzgerald preferirá laborar un tiempo en el sector privado, ya sea en una firma de abogados o como asesor general de la compañía Fortune 500.

“El ha hecho un trabajo increíble… la mayoría de nosotros en la profesión entendemos que el mundo está abierto para él”, dijo Valukas, quien recientemente completó un estudio sobre la bancarrota en Lehman Brothers.

Fitzgerald ha dicho anteriormente que no le interesan puestos en oficinas políticas, pero nunca lo ha descartado.

Sin embargo, luego de ser nombrado por el presidente republicano George W. Bush y mantener su empleo bajo el mandato del presidente demócrata Barack Obama, siempre ha mantenido en privado cualquier inclinación política.

“Cuando fui elegido a esta posición en el 2001 yo dije que era uno de los privilegios más grandes que he recibido. Y más ahora, después de tener el honor de trabajar con cientos de fiscales y agentes comprometidos”, dijo.

En medio de la discusión, especulaciones sobre el posible sustituto o sustituta de Fitzgerald han trascendido públicamente. Valukas dijo que le sorprendería que nombraran a algún sustituto en

propiedad antes de las elecciones.

Pero el fiscal Phil Turner, quien trabaja en la Oficina de la Fiscalía en el norte de Illinois, dijo que Obama y otros demócratas prefieren nombrar a alguien, preferiblemente una mujer, antes de los comicios electorales.

Turner fue uno de los que criticó al fiscal tras el arresto del exgobernador de Illinois, Rod Blagojevich. El fiscal había indicado que Fitzgerald “tiene el potencial de hacer mucho bien, pero si no se le impone control puede destruir y hacerle daño a muchas personas”.

?>