Breves Deportivas

Guía de Regalos

Previo a competir en la carrera de los 100 metros dentro de la tercera fecha de la Liga Diamante 2012 en Roma, el velocista jamaicano Usain Bolt remarcó sus deseos de adjudicarse la competencia.

“Definitivamente quiero ganar [en Roma] pero todo se reduce a la ejecución, si hago un comienzo correcto y consistente; después de la carrera dejaré que mi entrenador analice la competencia para ver qué necesito mejorar”, aseveró Bolt.

Por su parte, el también jamaicano Asafa Powell afirmó que no está en Roma “para competir con Usain Bolt” porque, asegura, “la línea de meta es mi único objetivo, no Bolt ni cualquier otro”.

En lo que fue su décimo segundo día en territorio británico, la antorcha olímpica recorrió la localidad inglesa de Much Wenlock, que cuenta con la particularidad de ser la sede de los Juegos Olímpicos de Wenlock.

En dicho territorio, el doctor William Penny Brookes estableció los primeros “juegos olímpicos” en 1850, que año con año celebran el evento para promover el ejercicio entre los habitantes de la localidad, por lo que fue la parada más trascendental de la llama olímpica ayer.

Los espectadores que acudan a alguna competición olímpica en Londres este verano vivirán una “sensación similar” a la de entrar en un aeropuerto, relataron ayer los responsables del sistema de seguridad que blindará la capital británica durante los Juegos.

El secretario de estado de seguridad del Reino Unido, James Brokenshire, explicó en un encuentro con la prensa que Londres ha preparado un dispositivo de 24 mil personas entrenadas para afrontar “desde un ataque terrorista, a un gran accidente o circunstancias climatológicas extremas”.

El piloto alemán Sebastian Vettel, campeón mundial de Fórmula uno, se siente “muy feliz” en Red Bull y no se imagina fuera de la escudería que lidera, en relación con los rumores que apuntan a un hipotético fichaje por Ferrari.

Vettel, que tiene contrato con Red Bull hasta el 2014, recordó que ha estado llevando ese casco durante casi toda su carrera, y añadió, “es difícil imaginar otro tipo de vida si estás acostumbrado a una”.