Crece movimiento del #132

Exigen estudiantes en México fin al monopolio en la televisión y no manipular la intención del voto

Guía de Regalos

Crece movimiento del #132
"Nuestra primavera mexicana", expresan estudiantes en México. Foto Gardenia Mendoza/La Opinión

MÉXICO, D.F.- Miles de estudiantes convocados por el movimiento #Yosoy132 de universidades públicas y privadas se manifestaron simultáneamente en diversas ciudades del país en contra de las principales cadenas de televisión abierta Televisa y TV Azteca, a las que acusan de “manipular” la información con el fin de reforzar la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto, de la alianza Compromiso por México.

“Tengo tanto coraje porque ahora los jóvenes en las ciudades tenemos en internet una opción de enterarnos de la realidad, pero todavía hay lugares donde no lo pueden hacer”, dijo Érica Reyes, quien cursa la licenciatura en Mercadotecnia en el Instituto Tecnológico de Monterrey, una de las más de 10 universidades que participaron en esta capital.

“Exigimos que haya más opciones de informarse en todo el país por el bien de las siguientes generaciones, de nuestros hijos y nuestro país”, agregó.

La indignación de los muchachos que gritaban “México no es una telenovela” creció desde semanas atrás, cuando Peña Nieto, el aspirante favorito en las encuestas, visitó la jesuita Universidad Iberoamericana (UIA) y fue recibido entre abucheos y críticas a su gestión como gobernador del Estado de México (2005-2011).

Televisa divulgó en sus noticieros que se trataba de falsos alumnos enviados por la oposición, pero al día siguiente 131 estudiantes mostraron sus credenciales de universitarios para exhibir su “indignación”: desde entonces el movimiento se autodenominó en la red social Twitter #yosoy132 y crearon su página de internet con miras a sumar protestantes.

“Sabíamos que los medios en este país siempre toman partido y manipulan, pero ahora nos tocó a nosotros y no queremos que le toque a nadie más”, dijo Alejandro Bonilla, estudiante de Diseño Industrial en la UIA.

Los manifestantes se congregaron con mantas en blanco en el polémico monumento Estela de Luz -al que bautizaron como la Suavicrema por su similitud a la famosa galleta- , ubicado a un costado de la avenida Reforma, en el centro de la ciudad.

Algunos intercambiaron libros como símbolo de educación e información y después escribieron sobre las telas, el sentir de miles de mexicanos: ante la falta de competencia, la dudosa neutralidad de las dos televisoras de transmisión abierta.

“Somos la generación que germina entre la sangre de 65,000 muertos” (en referencia a las víctimas del crimen organizado en el último sexenio), “A favor de la ética profesional en México”, “Televisa idiotiza” o “Por la libertad de expresión”.

Televisa cuenta con 224 concesiones y 34 estaciones afiliadas, el 70% de la audiencia y del mercado publicitario mexicano de la televisión abierta, valuado en 5,000 millones de dólares. TV Azteca acapara el resto (30%) con 180 concesiones incluyendo una local y una empresa afiliada.

En enero pasado la posibilidad de una tercera cadena abierta de televisión fue suspendida por la estatal Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que aplazó indefinidamente el proceso de licitación frente a presiones de las dos televisoras aún cuando había 16 grupos interesados.

“Quiero una tercer cadena televisiva y una cuarta y quinta y sexta, las que sean necesarias para mantener a México verdaderamente informado”, solicitó uno de los oradores anónimos de la manifestación que marchó después al Ángel de la Independencia.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de izquierdas a la presidencia de la República, ha denunciado insistentemente lo que considera una alianza entre Televisa y Peña Nieto, a través de la promoción de la imagen de éste y por la cual ambos serían beneficiados si el candidato del PRI obtiene la presidencia.

La televisora seguiría bloqueando la competencia y el segundo devolvería la victoria al Partido Revolucionario Institucional (PRI) que perdió el poder después de 72 años. “Deseamos una elección libre e informada desde el votante”, escribieron los estudiantes que calificaron su manifestación como apartidista.