IFE: Comicios presidenciales no atraen al narco

En vez de ello, el interés sería el control territorial y de policías locales, asegura la entidad

Guía de Regalos

MÉXICO, D.F.- La máxima autoridad electoral de México consideró que grupos del narcotráfico y el crimen organizado no tendrían interés en influir en el proceso electoral presidencial debido a que eso no les asegura obtener lo que parece importarles: control territorial y de policías locales.

El presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Leonardo Valdés, dijo el miércoles en una reunión con corresponsales extranjeros que hasta ahora el organismo no ha detectado ningún elemento que haga pensar en alguna “contingencia” vinculada con el crimen organizado.

Los mexicanos están convocados a las urnas el 1 de julio para elegir al nuevo presidente del país y renovar a la totalidad del Congreso federal, integrado por la Cámara de Diputados y el Senado. También habrá procesos locales en varios estados, incluidos para votar por seis nuevos gobernadores y el alcalde de la capital.

Valdés señaló que parece que para el crimen organizado “es importante el control territorial, el control de las vías de comunicación y de la policía local” y, por ejemplo, los legisladores federales “no tienen ni el control de territorio ni las vías de comunicación, ni de las policías”.

“Pienso yo (que) no es atractivo influir en la elección de un diputado federal o un senador y mucho menos de un presidente de la República”, añadió el presidente del IFE.

Diversas partes de México han padecido la violencia atribuida al narcotráfico, que se ha traducido en miles de muertos. En algunos cuantos casos, las víctimas autoridades locales como alcaldes y en menor medida candidatos a puestos locales.

Las cifras oficiales señalan que sólo entre diciembre del 2006 y septiembre del 2011 han muerto más de 47 mil 500 personas, aunque algunos grupos señalan que la cifra podría acercarse en lo que va del 2012 a las 60 mil víctimas.

El Gobierno del presidente Felipe Calderón, que ha hecho del combate al crimen organizado una de sus prioridades, llamó en los últimos meses a todos los sectores del país a “cerrar filas” para evitar posibles interferencias del crimen organizado rumbo a los comicios de julio.

Autoridades federales han señalado que el narcotráfico, por ejemplo, buscó influir en los resultados del proceso electoral para renovar en 2011 el gobierno del estado occidental de Michoacán, uno de los estados afectados por la violencia de los carteles de las drogas.

El presidente del IFE dijo que para él, la evidencia más importante del intento de intervención del narcotráfico en Michoacán fue la publicación de un desplegado en un diario de la municipalidad de La Piedad, en el cual se amenazaba a quienes intentaran votar por el Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece el presidente Calderón.

Pero a pesar de la advertencia del crimen organizado, en esa municipalidad ganó el PAN.

Hasta ahora, dijo Valdés, “respecto de nuestro trabajo no hemos tenido ningún elemento que nos permita suponer que pudiéramos tener alguna contingencia”, ni en Michoacán ni en otro estado.

Señaló que el IFE ya ha escogido a los poco más de un millón de ciudadanos que fungirán como funcionarios en las 143 mil 190 casillas electorales el día de la jornada electoral.

Afirmó que el organismo está listo para instalar todas las casillas para que la gente salga a votar el 1 de julio.

El candidato del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, se ubica a la cabeza de las preferencias electorales con una ventaja de dos dígitos sobre sus rivales.

Diversas encuestas ubican en un virtual empate en el segundo lugar a Josefina Vázquez Mota, del oficialista Partido Acción Nacional (PAN), y a Andrés Manuel López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Valdés dijo que la noche del 1 de julio el IFE dará a conocer los resultados de un conteo rápido con la tendencia de los resultados electorales, sin importar que el margen de diferencia sea muy pequeño.