Karla Parada: libre, en espera de sentencia

Pasó ocho meses en prisión; se habría declarado culpable de algunos cargos; pendiente su sentencia

Guía de Regalos

SAN FRANCISCO.- Karla Parada, integrante de un prominente clan de defraudadores financieros -su tío Edwin fue sentenciado a 15 de años de prisión apenas en abril- dejó la cárcel el 15 de mayo, donde permaneció ocho meses.

Acusada de 12 cargos criminales por la fiscalía de distrito, Karla Parada se dio a la fuga luego de la aprehensión de su padre, Carlos, y de un socio de ambos, Geovanny Avendaño, en septiembre de 2011. Karla se entregó a las autoridades el 14 de septiembre. Le fijaron fianza por 2.6 millones de dólares. Cinco días después, su abogado consiguió que la fianza fuera reducida a 500,000.

Para salir de la cárcel, Parada llegó a un acuerdo con la fiscalía de distrito. Al parecer, aceptó culpabilidad de algunos cargos que se le imputan. De acuerdo con una fuente cercana al caso, habría pagado ya unos 30,000 dólares para restituir parcialmente el daño a sus víctimas. La fianza le fue condonada por el tiempo que pasó en prisión, en una cárcel del condado.

Volverá al edificio de la Corte Suprema de San Francisco el 27 de agosto, para escuchar sentencia, informó la oficina de la Sheriff. Parada fue obligada a entregar su pasaporte, debe reportarse periódicamente con las autoridades, además que tiene una orden judicial que restringe sus movimientos, informó a su vez la oficina de prensa de la fiscalía de distrito.

La investigación conducida por el inspector Robert Steger, del Departamento de Policía de San Francisco, reveló que en septiembre de 2006 Carlos Parada se ofreció ayudar a una anciana viuda. Se presentó a sí mismo como un pastor religioso -así ejercía, en el templo Intimidad con Dios, en Antioch-. Junto con Karla, urgió a la mujer a vender su casa.

Necesitada de dinero para pagar los gastos del funeral de su esposo, la viuda aceptó. Carlos y Karla habrían falsificado notas de débito y luego canalizaron 100,000 dólares a una compañía propiedad de Geovanny Avendaño, de acuerdo a la investigación de la policía.

De ese dinero, según documentos de la Corte, “aproximadamente 90,000 dólares” fueron transferidos después a una cuenta de Karla Parada, quien habría canalizado finalmente el botín a su padre.

La víctima, de 71 años de edad, acusó también a Carlos Parada de haberle quitado otros 65,000 dólares -parte de lo que recibió por la venta de su casa-, los cuales supuestamente éste invertiría y le devolvería con intereses. Parada se apropió del monto principal y los eventuales intereses.

Los Parada inculpados se enfocaron en defraudar a la comunidad latina del Área de la Bahía. La fiscalía de distrito ha establecido que, aparentemente, elegían a personas mayores de edad, que sólo hablaban español. Así lo hizo Edwin Parada, quien el 6 de abril fue sentenciado a 15 años de prisión.

Edwin Parada fue detenido en julio de 2008. Al término de su juicio, en abril pasado, pesaban sobre él 24 cargos criminales, fundados en las denuncias de 31 víctimas, a quienes en conjunto quitó 2.2 millones de dólares.

Las víctimas de Edwin Parada tienen cita en la Corte el 4 de junio a fin de tener avances sobre el juicio de restitución de daños.

Los cargos acumulados por Karla Parada son: Conspiración (1 cargo); robo agravado (3 cargos); abuso de ancianos (3 cargos); lavado de dinero (2 cargos); robo en primer grado (1 cargo); delitos de cuello blanco y apropiación ilegal.

La libertad provisional de Parada ocurre al tiempo que en San Francisco se celebraba una reunión nacional sobre protección contra el abuso financiero a ancianos.

El abuso financiero contra ancianos es una realidad creciente en los Estados Unidos, de acuerdo a la Red Nacional de Protección Financiera de Ancianos (EFPN, por sus siglas en inglés).

Según EFPN, el impacto de fraudes contra personas mayores ronda por los tres mil millones de dólares anuales.

Si es usted una víctima de fraude no se paralice, denuncie a los responsables ante la fiscalía de distrito de San Francisco. 415-553-9535. Ayuda en español.