¡Órale chavos!

Tricolores Sub-23 vencen a la favorita Holanda y van por la Copa

Guía de Regalos

¡Órale chavos!
Javier Aquino (d) intenta robar un balón al futbolista holandés Ricky Van Haaren (i) durante el partido disputado por las selecciones de México y Holanda.
Foto: EFE

AVIGNON, Francia (NTX).- La selección mexicana Sub-23 se impuso ayer a Holanda por 4-2 y avanzó por primera vez en su historia a la final del Torneo de Toulon en la que enfrentará mañana a Turquía, que más tarde venció 1-0 a Francia.

Para continuar con la evolución que ha mostrado partido a partido, ayer el conjunto mexicano exhibió un mejor entendimiento, más efectividad en el toque de balón y presión al contrario desde la salida, aunque tuvo algunas desatenciones en la zona defensiva.

Al minuto tres recibió Jody Lukoki un pase por derecha, avanzó a velocidad, y al entrar al área realizó disparo potente y raso, pero en el fondo el arquero José Antonio Rodríguez hizo una buena atajada para responder a la titularidad que recibió tras dejar en la banca a Liborio Sánchez.

La respuesta fue casi inmediata, al minuto cinco, con potente disparo de Raúl Jiménez, el arquero rechazó a su derecha y Héctor Miguel Herrera se encontró el esférico para sacar otro tiro por abajo que el guardameta envió a tiro de esquina.

Al 10′, el defensa central Hiram Mier cortó un centro a media altura y el esférico quedó en un bello pase para Ricky Van Haaren, quien hizo sólido remate para inaugurar el marcador.

Pero el gusto holandés duró poco porque en jugada por el centro Raúl Jiménez abrió en corto de “taquito” a la izquierda para hacer pared con Héctor Miguel Herrera, quien con gambeta hacia afuera aguantó la salida del portero y luego envió la de gajos al fondo de la meta para el 1-1 al minuto 13.

Poco después, al 19′, con Néstor Vidrio tirado en el césped y sin poder despejar, Ricky Van Haaren, también sobre el pasto, tocó el esférico y realizó remate para el 2-1.

Lo mejor del Tricolor en el primer tiempo fue el potente disparo de larga distancia que Marco Fabián estrelló en el travesaño.

Después de 10 minutos de iniciado el segundo período empezó a brillar la estrella del guanajuatense Cándido Ramírez, quien al 50′ tocó por abajo a la salida del portero para hacerle “túnel”, pero el esférico se estrelló en la base del poste.

Dos minutos después, Ramírez superó a dos defensores y a la salida del portero con barrida, el inteligente ofensivo elevó el balón para poner el 2-2 en el que fue un bello gol.

Otra vez Cándido, ahora en una inteligente pared, devolvió el esférico a un solitario Raúl Jiménez, quien disparó a placer para el 3-2 al 54′.

Después los europeos trataron de responder, pero evidentemente les faltó fuerza física y potencia futbolística, y el broche de oro para el triunfo llegó al 78′ con una descolgada de Herrera por derecha, mandó centro y Marco Fabián empalmó bonito de izquierda para el 4-2.

De esta forma llegó “Pistolero” Fabián a siete goles e igualó al legendario inglés Alan Shearer como máximo anotador en la historia de este torneo.

Después de eliminar al favorito Holanda, el entrenador Luis Fernando Tena expresó ayer que cada vez van creyendo más en ellos con base a carácter, personalidad y metalidad.

Estoy “muy contento porque el equipo se plantó muy bien, porque tuvo personalidad. Sabíamos que Holanda era un equipo fuerte y había jugado mejor en la primera fase, técnicamente es muy bueno y era importantísimo no dejarlos jugar, quitarles la pelota”, expuso el “Flaco” Tena.

Agregó: “Sabíamos que se iba a dar un partido de toma y daca, como sucedió en el primer tiempo. No habíamos sido muy finos en las áreas que es donde se definen los juegos, aunque creo que en el trámite del partido fuimos mejores. En el segundo tiempo igual salimos a atacar, sabíamos que teníamos fuerza, que nuestro equipo estaba bien”.

El timonel confesó sentirse “muy contento, obviamente por el resultado, porque hay jugadores que van destacando, porque van demostrando que tienen muy buena mentalidad, que pueden jugar contra cualquier equipo y en cualquier cancha”.

“Ahora estamos haciendo un buen torneo pero estamos conscientes de que lo más importante está por venir [la final y los Juegos Olímpicos Londres 2012], pero siempre es muy gratificante venir a jugar contra equipos europeos, ganar y dar una demostración de que el equipo juega bien y tiene sobre todo muy buenos jugadores con mucho carácter y personalidad”.

Tena reconoció que “la final va a ser durísima. Los turcos llegan en un buen momento, las finales son así, de 50 por ciento de posibilidades, y de lo que sí puede estar segura nuestra gente es de que el equipo va dejar todo en la cancha, como lo hacen siempre estos jóvenes que tienen ganas de tener un gran futuro jugando en Europa”.