Lanzan app para registrar cacheos en NY

Los neoyorquinos podrán documentar los cacheos por parte de la Policía en Nueva York con una aplicación para teléfonos inteligentes que estará disponible la próxima semana en inglés y español.
Lanzan app para registrar cacheos en NY
La aplicación permitirá grabar los cacheos de los agentes, que será enviado a la Unión de Libertades Civiles.
Foto: EFE / Archivo

Nueva York (EFE).- Los neoyorquinos podrán documentar los cacheos por parte de la Policía en Nueva York con una aplicación para teléfonos inteligentes que estará disponible la próxima semana en inglés y español.

La Unión de Libertades Civiles de esta ciudad anunció que la práctica de la policía de parar gente en la calle podrá ser documentada con la ayuda de la aplicación, que fue traducida al español por la organización comunitaria Se Hace Camino Nueva York.

La iniciativa surgió tras los resultados de un reciente estudio de la organización de derechos civiles que reveló un aumentó de un 14% en esa práctica de la policía en 2011.

“Lo más importante es que se han capacitado personas en los cinco condados de la ciudad que estarán al tanto de lo que ocurre en sus vecindarios” porque recibirán un alerta en sus móviles con información de dónde está ocurriendo la intervención con la policía, dijo a Efe Javier Valdés, de Se Hace Camino Nueva York.

Tan pronto la persona sea detenida, su acompañante o algún testigo que haya descargado la aplicación, podrá activarla y de inmediato grabará con sonido el incidente con la policía.

Luego, con sólo sacudir el teléfono, dejará de grabar y de inmediato, el usuario recibirá en su móvil una pequeña encuesta para proveer detalles del cacheo. El vídeo y la encuesta serán recibidas en la Unión de Libertades Civiles, que documenta esas acciones de la policía.

Grupos comunitarios y las personas que ha sido capacitadas como parte de esta campaña para vigilar lo que ocurre, recibirán simultáneamente el alerta con la dirección de dónde se da el cacheo, aunque el incidente no haya sido filmado.

Valdés recordó que una persona que sea parada en la calle por la policía tiene derecho a usar su móvil.

Donna Lieberman, directora ejecutiva de la Unión de Libertades Civiles, destacó que esta campaña ofrece una herramienta a la comunidad para confrontar prácticas “abusivas y discriminatorias”.

“Los propios datos de la Policía revelan que la mayoría de la gente que son parados y revisados son negros y latinos”, recordó y agregó que la aplicación permitirá a la gente ir más allá de las estadísticas para documentar cuánto está práctica “injustificada” afecta las relaciones entre policía y comunidad.

La aplicación incluye además la sección “conoce tus derechos” que educa al usuario sobre qué hacer cuando sea parado por la policía y su derecho a filmar su conducta.

La aplicación fue desarrollada por Jason Van Anden, del condado de Brooklyn, el mismo que diseñó la aplicación “Estoy siendo arrestado” para el movimiento de Ocupa Wall Street.

Valdés destacó además que Se Hace Camino Nueva York llevará a cabo una campaña de orientación a la comunidad latina sobre la aplicación en iglesias, escuelas y en coordinación con otros grupos comunitarios.

“Se Hace Camino considera que es importante que los latinos sepan sus derechos. Queremos que sepan que hay una manera creativa de documentar” los cacheos de la policía y de recibir información de lo que ocurre en la comunidad, afirmó.

Recordó que la comunidad transgénero en Queens sigue teniendo problemas con la policía, que constantemente les detiene.

“La policía les molesta mucho sólo por caminar en la calle”, afirmó y agregó que por ello realizarán una marcha para “decir basta” a esa práctica.

El estudio de la Unión de Libertades Civiles reveló además que la policía paró en la calle en 2011 a 685,724 neoyorquinos de los que el 41.6% eran varones latinos y negros de entre 14 y 24 años, un grupo que representa sólo el 4.7% de la población total de la ciudad.

El estudio, a partir de estadísticas de los 76 precintos de la policía en la Gran Manzana, detectó que en 33 de esos precintos el 90% de las personas paradas por los agentes en la calle eran latinos o afroamericanos.

El estudio denunció también que desde que Michael Bloomberg asumió la alcaldía de Nueva York en 2002 se han disparado en más de un 600% el número de latinos y negros que han sido parados por agentes policiales.

El pasado mes, una jueza de al corte federal en Manhattan autorizó una demanda colectiva contra la policía por discriminación contra latinos y negros.

?>