Pases Cortos

Giorgio Chiellini, defensa de la selección italiana, reconoció ayer en conferencia de prensa que para frenar a los futbolistas españoles Andrés Iniesta, David Silva y Xavi Hernández “hace falta más de un jugador”.

El defensa central de la Juventus, que acaba de recuperarse de una lesión, destacó que, en general, tiene que ser “el colectivo” de Italia el que consiga frenar a los jugadores de la “Roja”, de la que destacó a esos tres futbolistas.

Lesionado Joris Mathijsen y sin un lateral izquierdo titular, las dudas del seleccionador de Holanda, Bert van Marwijk, se suceden en la retaguardia de cara al estreno de la “oranje” ante Dinamarca el sábado.

Después de que Mathijsen se reincorporara el martes a las prácticas tras una rotura de fibras en el cuádriceps, el central del Málaga, por precaución, se ejercitó ayer al margen.

Mathijsen es clave en la defensa; es central titular con John Heitinga, y si no acaba de recuperarse será un nuevo inconveniente para el seleccionador.

El excapitán de Inglaterra Alan Shearer apuntó ayer que la selección que entrena Roy Hodgson acude a la Eurocopa, que arranca mañana, “sin grandes expectativas”.

“No nos veo ganando el torneo. Creo que es la primera ocasión que puedo recordar en la que acudimos a un campeonato sin grandes expectativas”, afirmó Shearer el día en que el combinado de Inglaterra viajó a Cracovia, para instalarse en su base para encarar la primera fase.

Italia y Holanda coincidieron ayer en su visita a los antiguos campos de concentración nazis de Auschwitz, situados a pocos kilómetros de Cracovia, donde ambos equipos preparan su participación en la Eurocopa.

Jugadores y cuerpo técnico italianos fueron los primeros en mostrar sus respetos al millón de personas (la gran mayoría judíos) asesinadas durante la II Guerra Mundial.

En las primeras horas de la mañana, con el director técnico Cesare Prandelli a la cabeza, toda la expedición transalpina atravesó las puertas que daban acceso al horror.

Servicios de La Opinión