Tras una ciudad moderna y atractiva

Oficiales de Kissimmee esperan que el renacimiento comercial, empresarial, turístico y de vivienda vendrá a esta ciudad con un conjunto de proyectos que están en marcha.
Tras una ciudad moderna y atractiva
Belinda Ortiz y Daniel Loubier muestran el plano de los proyectos a desarrollarse en Kissimmee tras el SunRail.
Foto: Cecilia Figueroa / Especial para La Prensa

Kissimmee – Oficiales de Kissimmee esperan que el renacimiento comercial, empresarial, turístico y de vivienda vendrá a esta ciudad con un conjunto de proyectos que están en marcha.

Estos incluyen el sistema de transporte masiva SunRail, en pleno centro de Kissimmee; la expansión en el parque Lakefront, junto a la modernización de la zona que promete atraer a unos 250,000 visitantes para el 2016.

Belinda Ortiz Kirkegard, directora de desarrollo económico de la ciudad de Kissimmee, se mostró muy entusiasta y optimista por las oportunidades para esta zona.

“Con la parada del SunRail queremos que la gente venga aquí a vivir, trabajar, vaya de compras, hasta puedan pasar el día en los fines de semana”, dijo.

Según Ortiz Kirkegard, Kissimmee tiene inversionistas interesados en venir y están organizando reuniones con empresas, dándoles a conocer todas las oportunidades que pueden tener si vienen a Kissimmee y lograr que sus productos o servicios sean vistos por millones que pasarán por el centro de Kissimmee, resaltó la directora.

Kirkegard explicó que recientemente la Comisión de Osceola aprobó las industrias en las que se enfocarán en atraer a Kissimmee como: escuelas privadas, instituciones de educación postsecundaria, aeronáutica, especialidades médicas, tecnología y manufactura.

También destacó el ahorro en tiempo y dinero que permitirá a los que viven en Orlando y trabajan en Kissimmee, y viceversa.

Desde el centro de Kissimmee al centro de Orlando se estima un tiempo de 20 minutos en el tren, cuando típicamente es un viaje de 45 minutos.

SunRail es un proyecto de tren urbano que consta de 61 kilómetros de servicio, desde Deland, al norte, a través de Orlando hasta llegar el centro de Kissimmee y Poinciana.

Por su parte, Craig Holland, director de servicios de desarrollo de Kissimmee, explicó que están trabajando en los cambios e infraestructura en la parada existente de Amtrak, en Dakin Avenue, que servirá como centro de intercambio de transporte que incluirá SunRail, Lynx, Greyhound y Amtrak.

“La gente que vive aquí puede coger el tren hasta el aeropuerto, ir a sus trabajos y estacionar sus autos en los estacionamientos”, dijo Holland. Y “los que vengan a las convenciones al Centro Cívico de Kissimmee u otras grandes actividades podrán tomar ventaja y conocer el centro de Kissimmee y todo lo que tenemos que ofrecer, que muchos desconocen”, dijo.

Mientras, Daniel P. Loubier, director de parques, recreación e instalaciones públicas, recalcó las ventajas de la ubicación de este centro de transportación, cercano a tiendas, restaurantes, librería, el Centro Cívico de Kissimmee, la cercanía de las oficinas gubernamentales, corte judicial y otros.

Además, a media milla de la futura parada de SunRail está la cercanía del lago Tohopekaliga, donde existe el Lakefront. Sus fases de embellecimiento se suman a los atractivos con que contará Kissimmee.