Another va por la triple corona

Caballo, montado por el mexicano Gutiérrez, saldrá desde la jaula 11 en Belmont
Another va por la triple corona
Mario Gutiérrez (seg. der.), de México, intentará otra hazaña el sábado en el Belmont Stakes.
Foto: AP

NUEVA YORK (AP).- I’ll Have Another, montado por el mexicano, Mario Gutiérrez, iniciará su búsqueda de la triple corona desde la jaula # 11 en el Belmont Stakes.

El ganador del Kentucky Derby y el Preakness fue anunciado ayer como favorito en proporción de 4-5 para ganar la carrera del sábado.

“Veremos cómo se establece el paso”, dijo ayer el entrenador Doug O’Neill. “Si van lentos, esperamos liderar el grupo; y si salen volando, esperamos estar ahí, justo detrás de los líderes”.

Solamente dos ganadores del Belmont han partido desde la jaula 11 desde el 1905. Montado por el jinete mexicano Mario Gutiérrez, I’ll Have Another hizo historia en el Derby al ser el primer caballo en imponerse tras salir desde la jaula número 19.

Dullahan parte como segundo favorito, 5-1, y quedó con la quinta posición en la parrilla de salida. El potro terminó tercero en el Kentucky Derby y no corrió el Preakness.

“El número 5 es tan bueno como cualquier otro”, dijo el entrenador Dale Romans. “Con mi caballo, no importa correr milla y media. No me gustaría estar pegado a la valla, o a la parte de afuera”.

Union Rags fue ubicado tercero en las apuestas, en 6-1 y saldrá desde el número 3. El potro fue empujado a la salida del Derby por Dullahan y remontó desde la posición 17 para terminar séptimo. También obvió el Preakness para prepararse para Belmont.

Paynter sale como cuarto favorito de los apostadores, en 8-1 y saldrá desde la novena jaula, entrenado por el miembro del Salón de la Fama Bob Baffert.

I’ll Have Another fue trasladado el lunes al establo que albergará a los 12 ejemplares participantes del Belmont hasta el momento de arrancar la carrera.

Arribó cuatro minutos más tarde de la medianoche; hora establecida como límite por la Junta Hípica y de Apuestas del Estado de Nueva York.

Escoltado por O’Neill y sus asistentes, el potro se movió calmadamente varios centenares de yardas, por un sendero sin pavimentar, desde el establo donde se hallaba hasta el de seguridad, en el que será monitoreado 24 horas al día.

La carrera arrancará a las 3:40 p.m., hora de Los Ángeles.