Envejecer en casa

Existen cambios que pueden adaptar su hogar a las necesidades y limitaciones que van surgiendo con el paso de los años.
Envejecer en casa
Los estadounidenses quieren envejecer en su propia casa.
Foto: Archivo

Nueva York – Los estadounidenses quieren envejecer en su propia casa. De acuerdo a un estudio reciente hecho por la Sociedad Americana de Diseñadores de Interiores, cerca de un 80% de los llamados “baby boomers” (personas nacidas entre 1946 y 1964) no piensan cambiar sus casas por un ancianato o geriátrico.

Sin embargo, aproximadamente una persona de cada cuatro cree que ellos mismos o algún familiar tendrán problemas para moverse en su residencia en los próximos cinco años. La mayoría de los ancianos de los Estados Unidos viven en casas que fueron construidas hace más de 20 años, y puesto que estos edificios envejecen junto con sus residentes, resulta complicado vivir en ellos.

Al tomar la decisión de envejecer en casa, las personas deben entonces adaptar sus hogares para poder vivir el paso de los años de manera cómoda y segura. Según data suministrada por la Asociación Nacional de Remodeladores de Casas, un 70% de sus miembros reportó un incremento de más de 60% en los trabajos de modificación hechos, en comparación con pocos años atrás.

Decoración con seguridad

Los cambios más frecuentes se realizan en el baño, específicamente la instalación de agarraderas (78%) y la instalación de toilets o inodoros más altos (71%).

“Las barras generalmente se colocan en la pared de atrás de la bañera o ducha, en la pared donde se encuentra la regadera, donde se acostumbre a salir y entrar de la bañera, además de junto al inodoro. Así como las barras, cambios como instalación de superficies no resbaladizas para el suelo y la eliminación de escalones en el baño, ayudan a minimizar los accidentes que suelen ocurrir allí”, explicó Laurie Birko, gerente de marca y de productos de seguridad para el baño de la compañía Moen Inc, marca dedicada a la comercialización de llaves de cocina y baño, regaderas y fregaderos para usos residenciales y comerciales.

Birko asegura además que las remodelaciones se realizan cada vez más temprano, comenzando a los 55 años de edad, aunque las personas jóvenes parecen interesarse más en el tema como una manera de facilitar la estadía de sus padres u otros familiares.

“Ahora la gente busca productos que además de útiles sean decorativos, porque no quieren que sus casas luzcan como una institución médica. Por eso marcas como la nuestra ha dedicado una línea completa de artículos de seguridad totalmente decorativos, que combinan con cualquier diseño”, agregó Birko.

Según la Asociación Nacional de Constructores de Casas (NAHB, por sus siglas en inglés), es importante que antes de hacer cualquier remodelación, se converse con un Especialista Certificado en Envejecer en Casa (CAPS, por sus siglas en inglés), un programa de especialización creado para atender esta creciente necesidad.

Entre las preguntas que, de acuerdo a la NAHB, usted debe hacerse antes de empezar a remodelar están:

• ¿Cómo puedo hacer mi baño y cocina más seguros?

• ¿Cómo puedo prevenir caídas?

• ¿Cuánto dinero debo dedicar a este proyecto?

• ¿Qué otro miembro de la familia se beneficiará de estos cambios?

• ¿Dónde puedo encontrar a un profesional para consultar sobre mis necesidades?

Recuerde además consultar con el dueño de su casa o apartamento, para asegurarse de poder hacer este tipo de remodelaciones.

Entonces, no espere hasta que sea muy tarde para hacer los cambios que le permitirán a usted y a los suyos disfrutar de sus años de retiro en una casa adaptada a las nuevas necesidades que llegan con la edad.

Para mayor información sobre el tema puede visitar la página www.nahb.org/aginginplace.

Para información sobre los artículos mostrados en esta página, visite www.moen.com/homecare.