La peligrosa adicción al rechazo

Una relación marcada por el abuso y el desprecio no puede ser saludable para nadie.
La peligrosa adicción al rechazo
Foto: iStock

¿Te ha tocado ser protagonista o testigo de una relación en la que las conversaciones y hasta el contacto físico se convierten en una manifestación disfrazada de afecto pero que a todas luces proyecta abuso y desprecio?

Si es así te conviene saber que este comportamiento no se puede justificar con frases comunes como “así nos llevamos” o “me quiere mucho y por eso me maltrata”, porque quien lo enfrenta puede ser alguien adicto al rechazo.

Parece un diagnóstico falso, porque nos preguntamos quién desearía estar en una relación en la que todo fuera ofensas, pero sí sucede y esto se debe a que se trata de personas que en su inscripción mental han registrado, desde la infancia que ser rechazadas u ofendidas es lo normal, pues es el trato que recibieron por parte de quien o quienes se hacían cargo de ellos, por eso buscan repetir los mismos patrones para sentir que son apreciados, como explica el doctor Hans Olvera de la Universidad Iberoamericana.

Para detectar si eres adicta al rechazo, dale un vistazo a las características de este comportamiento:

• Si permites que tus allegados, llámense amigos, hermanos, padres o pareja, hagan bromas crueles sobre ti.

• Si justificas estos comportamientos y los tomas como algo normal.

• Si actúas y tomas decisiones en función de darle gusto a los demás, a pesar de que tú no estés convencido.

• Si repites los mismos patrones de violencia con tus seres queridos.

• Si constantemente recibes comentarios de otras personas, tales como: ¿por qué te dejas?, ¿A poco te gusta que te traten así?

• Si te parece ‘anormal’ que alguien sea amable contigo, te burlas de ello y te hace sentir incómodo.

Con uno solo de estas reacciones que hayas identificado en tu persona, vale la pena que pienses en alejarte de ella y empieces por analizar con mucha justicia tu autoestima, porque como explica el especialista, mientras más en equilibrio esté, la posibilidad de caer en estos patrones de comportamiento se extingue prácticamente.

Y no se trata de sólo revisar el cómo luces o cuánto has logrado acumular en todos los sentidos porque esto no es un indicador de que te valoras a ti misma, si te queda duda, recuerda casos como el de Marilyn Monroe o Rihanna últimamente, quienes a pesar de tener un panorama muy favorecedor a los ojos de los demás, no experimentaban bienestar consigo mismas, por eso en el caso de la mítica actriz de los años 40 era común que se involucrara en relaciones complicadas y qué decir de la cantante nacida en Barbados que en 2009 fuera brutalmente golpeada por Chris Brown, su novio y a quien posteriormente justificó y otorgó el perdón.

Autoanalízate y descubre más de ti:

• Revisa si la percepción que tienes de ti misma empata con la que tienen los demás de ti.

• Asegúrate de que tu autoestima está equilibrada, si te sientes satisfecha de tus logros.

• Si haces lo que te gusta y esto impacta en tu desarrollo personal y profesional.

Si el panorama que encuentras no es alentador, busca ayuda con un especialista que te pueda orientar para alejarte de las relaciones de rechazo, recuerda que una de las bases que sostiene a todo lazo de afecto es el respeto y si se carece de él es mejor salir de ellas.

Colaboración de Fundación Teletón México

“Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”

Bojorge@teleton.org.mx