Rubio consideró abandonar contienda a senado en el 2010

Rubio consideró abandonar contienda a senado en el 2010
Foto: EFE

TALLAHASSEE, Florida/AP — El senador republicano Marco Rubio estuvo a punto de abandonar la contienda por el Senado en el 2010, convencido de que le sería difícil superar la popularidad, el poder y los recursos económicos del entonces gobernador Charlie Crist, además de que temía que los partidarios de Crist le hicieran trizas sus futuras ambiciones políticas, escribió el legislador en su autobiografía que saldrá a la venta la semana entrante.

Rubio dijo que había muchas presiones en su contra para que se retirara de la contienda interna republicana cuando estaba muy abajo en las encuestas y tenía poco dinero en el banco. Sabía que Crist lo atacaría y se preguntaba como respondería con pocos recursos. Incluso consideró postularse en su lugar para fiscal general.

Mientras preparaba el terreno para cambiar de campaña, sin embargo, le preguntaron sobre un rumor de que se retiraba y sospechó que la campaña de Crist se había enterado de sus planes y lo presionaba para retirarse antes de que estuviera listo para hacer el anuncio. Eso lo enfureció y lo convenció de mantenerse en la contienda.

“Quemé las naves. No había manera de recular ni de escabullirse, sino seguir adelante”, escribió Rubio en el libro de 303 páginas, cuyo lanzamiento está programado para el martes. The Associated Press compró un ejemplar el jueves.

Durante los siguientes seis meses, Rubio gradualmente logró más apoyo, tanto financiero como electoral, y alcanzó a Crist, quien comenzó una serie de ataques negativos. Pero los ataques fracasaron y fue Crist quien se retiró del proceso interno para postularse como candidato independiente en la elección general. Rubio ganó con una ventaja abrumadora.

La autobiografía “An American Son” (Un hijo estadounidense) detalla la vida de los padres de Rubio en Cuba y las peripecias iniciales por las que éstos pasaron en Estados Unidos.

En el texto se habla de la niñez de Rubio en Miami, su carrera política y su ascenso contra todo pronóstico para ganar un escaño en el Senado. A pesar de estar a punto de renunciar, ahora el nombre de Rubio se menciona frecuentemente como un posible compañero de fórmula del candidato presidencial republicano Mitt Romney.

Rubio escribió que cuando se hizo evidente que Crist iba a postularse al Senado consideró hacer lo propio para gobernador. Sin embargo, le molestó el apoyo de Crist al plan de estímulo económico federal que había impulsado el presidente Barack Obama, y la imagen del gobernador en abrazo con el mandatario durante un acto para promover la iniciativa.

Rubio dijo que se quejó con su esposa de que era necesario que algún republicano desafiara a Crist.

“¿Por qué no lo haces tú?”, afirmó la esposa de Rubio, según el relato del legislador.

“En ese momento, yo era otro republicano que se preocupaba en privado del futuro de mi partido y del país, pero era renuente a arriesgar todo para hacer algo al respecto”, escribió. “Yo quería que alguien enfrentara a Crist, pero no quería hacerlo yo mismo”, señaló.