Capturan en México a trece presuntos narcos

Supuestos miembros del cártel Jalisco Nueva Generación asesinaron a una funcionaria

Guía de Regalos

GUADALAJARA, México (EFE).? Las autoridades mexicanas anunciaron ayer la captura de 13 presuntos miembros del cártel Jalisco Nueva Generación y responsables del secuestro y asesinato de una funcionaria de la fiscalía estatal.

En la presentación de los detenidos ante los medios en Guadalajara, el general de la XV zona militar, Gilberto Hernández Abreu, dijo que el grupo se dedicaba al “secuestro, venta de droga y homicidios” en la zona de los Altos, ubicada en el occidental estado de Jalisco, en México.

Los presuntos delincuentes, entre ellos dos mujeres, fueron arrestados gracias a una denuncia anónima, después de que un grupo armado secuestrara el lunes pasado a la funcionaria de la fiscalía de Jalisco Laura Karina Aguas Trujillo, en San Miguel el Alto, a unos 140 kilómetros de Guadalajara, capital de Jalisco.

Uno de los detenidos, cuyo nombre no fue dado a conocer, confesó haber participado en el secuestro y el asesinato de la mencionada funcionaria, y proporcionó información para localizar su cadáver, apuntó la fuente castrense.

Personal militar localizó el cuerpo de Aguas Trujillo en un terreno ubicado en la carretera que conduce de San Miguel al central estado de Aguascalientes.

Según las primeras investigaciones, este grupo pretendía establecerse como una célula de ese cártel y “tomar el control en la plaza” del municipio de San Miguel el Alto.

Durante la captura fueron decomisadas siete armas largas y cuatro cortas, dos ganadas de fragmentación, 650 cartuchos y 26 cargadores de diferentes calibres, además de dinero en efectivo, tres vehículos y 15 teléfonos celulares.

Los presuntos criminales, de entre 18 y 27 años de edad, enfrentarán una investigación por delitos de delincuencia organizada, contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de fuego y explosivos.

El cártel Jalisco Nueva Generación surgió a raíz de las divisiones entre algunas estructuras de tráfico de drogas tras la muerte en 2010 de Ignacio Coronel, alias “Nacho Coronel”, uno de los líderes del poderoso cártel de Sinaloa.

Esta organización libra una cruenta batalla con el grupo criminal de Los Zetas por el control del territorio para el trasiego de drogas a Estados Unidos.