Cuidado con la estafa

El cambio en inmigración es limitado y el proceso todavía es desconocido

Guía de Regalos

Cuidado con la estafa

La decisión de la Administración Obama de ampliar su política de deportación diferida dará tranquilidad a más de un millón de personas que viven con el temor de ser expulsados del país donde han pasado la mayor parte de su vida. Al mismo tiempo, abre la posibilidad para que individuos inescrupulosos aprovechen la oportunidad para estafar gente con promesas falsas.

Si esto ha ocurrido en cada oportunidad que se dan cambios positivos en las normas de inmigración, no hay motivos para que no se vuelva a repetir. Las ansias de una solución a la angustia que significa salir de la amenaza continua de una deportación mucha veces coloca a los inmigrantes en una situación de vulnerabilidad ante los estafadores.

La historia es antigua y repetida. Se hacen promesas, se pide dinero por adelantado y después no se sabe más de la persona. Para no dejarse engañar hay que recordar que:

* No es una amnistía. Tiene un alcance muy limitado y preciso de quienes pueden cobijarse. No hay posibilidad de que pueda ampliarse en términos de edad o de otras condiciones.

* No hay tarjeta verde. Esta es una protección para evitar la deportación, que dura dos años. No es un camino a la residencia.

* Se desconoce el proceso. Todavía no se revelaron cuales serán los pasos a seguir en la mayoría de los casos. Nadie puede prometer hoy que hará lo que recién se sabrá en 60 días.

*Los padres no se beneficiarán. Sería más justo que fuera de otra manera, pero no lo es. La nueva política abarca exclusivamente a los hijos que eran menores de cuando fueron traídos ilegalmente al país.

* Se revisa caso por caso. La entrega del permiso de estadía se hará dependiendo del cumplimiento de exigencias individuales, como la de no haber cometido delitos serios.

La nueva norma del Departamento de Seguridad Interna sobre inmigración es el cambio positivo más importante desde la reforma de 1986, pero esta es una limitada acción administrativa.

Todavía es necesario que el Congreso apruebe un “DREAM Act” para darle consistencia a la acción del Ejecutivo y, por supuesto, una reforma integral de inmigración. Esto realmente ayudará a más gente trabajadora indocumentada.

Mientras tanto, hay que estar atento de gestores y abogados sin escrúpulos que prometen el oro y el moro. Hay organizaciones comunitarias como CHIRLA (1-888-624 – 4752) que ofrecen información. No permita que lo estafen.