Hoy debaten contra Holder

Comité legislativo mantiene en pie el voto de desacato contra el fiscal general Eric Holder

Guía de Regalos

Hoy debaten contra Holder

WASHINGTON, D. C. (EFE).- El legislador republicano por California Darrell Issa dijo ayer que sigue en pie el voto por desacato programado para hoy contra el fiscal general, Eric Holder, porque no ha entregado documentos adicionales sobre el trasiego de armas ilegales a México en 2009.

Issa, presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, se reunió ayer con Holder para tratar de llegar a un acuerdo sobre la entrega de documentos adicionales en conexión con la investigación de la fallida operación “Rápido y Furioso”, que permitió el traspaso ilegal de unas dos mil armas a México en 2009.

Issa dijo en un comunicado que su objetivo al reunirse con Holder es lograr un acuerdo que a su vez postergara el voto de desacato contra el fiscal general.

El voto sobre una medida de desacato, que debe ser votada también en el pleno de la Cámara baja, busca que Holder cumpla con una citación legal para entregar esos documentos y así determinar cuándo y cuánto sabían funcionarios de alto rango del Departamento de Justicia sobre la fallida operación.

Según Issa, el Departamento de Justicia le comunicó al comité el jueves pasado que podía entregar documentos adicionales para esclarecer el alcance de la fallida operación encubierta a cargo de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF).

Pero, durante una reunión de media hora, “el fiscal general nos informó de que el Departamento (de Justicia) no iba a entregar esos documentos. La única oferta que nos hicieron fue que pusiéramos fin a nuestra investigación”, afirmó Issa.

“Aunque sigo con la esperanza de que el Departamento (de Justicia) recapacite para que se pueda postergar el voto de hoy, tras esta reunión no puedo decir que soy optimista”, puntualizó Issa.

Según la oposición, el Departamento de Justicia tiene unas 140 mil páginas relacionadas con “Rápido y Furioso” de las que sólo ha entregado unas siete mil.

El Departamento de Justicia, por su parte, ha dicho que cooperará con las investigaciones siempre y cuando no se comprometan las deliberaciones internas de la agencia federal respecto a la operación secreta.

Holder ha rechazado las acusaciones republicanas de que engañó al Congreso sobre “Rápido y Furioso” y que hubo encubrimiento de la operación que permitió el trasiego ilegal de las armas a México.

Muchas de esas armas fueron a parar a manos del crimen organizado en México y dos de ellas aparecieron en la escena del asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry, en diciembre de 2010.

El comité que lidera Issa quiere todos los documentos posteriores al 4 de febrero de 2011, cuando el Departamento de Justicia negó que funcionarios de alto rango tuvieran conocimiento de la operación.

Pero el legislador demócrata de Maryland Elijah Cummings, el demócrata de mayor rango en el comité, dijo a los periodistas que Issa “ya había tomado su decisión (de seguir adelante con el voto) aún antes de entrar a la reunión” con Holder.

En la reunión participaron Issa, Cummings, y los senadores Charles Grassley, republicano por Iowa, y Patrick Leahy, demócrata por Vermont, ambos del Comité Judicial del Senado.