Qué hacer con las millas de viajero frecuente

Las ofertas de vuelo a cambio de millas de viajero frecuente son un negocio complicado

Guía de Regalos

Qué hacer con las millas de viajero frecuente
El uso de millas requiere de un conocimiento de su costo y disponibilidad.
Foto: AP

Llega el verano, o cualquier temporada alta, y comienza la tarea de intentar conseguir un boleto de avión con las “millas” de los programas de fidelidad. Un trabajo que puede ser complicado, o no tanto, dependiendo de la política de redención por millas por boletos gratuitos de cada aerolínea.

Mejores y peores

Algunas bloquean fechas y rutas o solo las ofrecen en las tarifas más altas, y otras hasta cobran tarifas adicionales con convertir las millas en boletos.

Según un informe que la firma IdeaWorks, que este año realiza por tercera vez, entre las grandes aerolínea mundiales, Air France/KLM (55%), America Airlines, SAS o Emirates (solo el 32%) ofrecen menos disponibilidad de asientos que, por ejemplo, Iberia (63.3%) cuando se trata de conseguir boletos con las millas de viajero frecuente (entre paréntesis el porcentaje de asientos disponibles para pago con millas).

Durante 2012, quizás debido a que la crisis económica mundial está dejando más asientos vacíos que el año pasado, la disponibilidad de asiento con cargo a millas ha subido un 5%, destaca el estudio de IdeaWorks, que analizó más de 6,500 posibles vuelos para detectar billetes con cargo a puntos entre las fechas de junio y octubre de 2012.

Entre las tres grandes alianzas de líneas del mundo, Skyteam, la liderada por Lufthansa, es en la que más fácil es posible redimir las millas por boletos, ya que en el 87% de los vuelos estudiados se ofrecería la posibilidad. El informe también desvela que, en la mayoría de los casos, las aerolíneas también sacan asientos a última hora, disponibles para comprar con millas, cuando los vuelos no se han llenado.

El programa Iberia Plus, por ejemplo, permite reservar con meses de antelación, incluso en la tarifa más baja de “millas” o “avios” y cancelar el billete sin costo ninguno hasta antes de la salida del vuelo en clase turistas o con una penalización de solo 25 euros en turista reducida, lo que permite recuperar las millas en cambio de cambio de planes.

Millas populares

Desde que American Airline creará el primer programa de viajero frecuente en 1981, estos se han multiplicado hasta lograr más de 100 millones de afiliados a los programas en todo el mundo, y convertirse en un símbolo de status e incluso en una especie de “divisa” internacional, como se refleja en la película Up in the Air, donde George Cloone encarna al prototipo de profesional obsesionado por estos programas que está a punto de llegar los 10.000,000 millas.

El mundo de los programas de puntos, y en especial los relacionados con las aerolíneas y los hoteles, cuenta con cientos de suscriptores en todo el mundo que, además, se reúnen en cientos de página web.

Algunas como points.com (www.points.com) permite comprar, vender e intercambiar entre diferentes programas de fidelización a cambio de unas comisiones; tienen más de 450,000 seguidores en EEUU.

Otras webs se dedican al intercambio de este tipo de nueva divisa internacional, incluso de forma alegal como http://www.viajerofrecuente.net. Un foro de viajeros frecuentes en español que comparten noticias de cambios en los programas o trucos se pueden encontrar en la dirección http://www.losviajeros.com/foros.php?t=150961

El número de aplicaciones en IPhone y Android también está aumentando. En Android la app Frequent Flyer, por ejemplo, funciona como una agenda de todos los número de afiliación (aerolíneas, hoteles) para tenerlo siempre a mano cuando se necesita; Mile Blaster (www.mileblaster.com) está disponible para Iphone y Android, y permite chequear en línea las diferentes cuentas de viajero frecuente y recibir alertas sobre millas que van a caducar.