“Soy una política con convicciones”

Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN a la presidencia de México, propone una Subsecretaría del Migrante y cadena perpetua para los políticos que pacten con el crimen

Guía de Regalos

“Soy una política con convicciones”
Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN a la presidencia de México. Foto: Notimex

MÉXICO, DF – Josefina Vázquez Mota ha logrado lo que todas las mujeres quieren del mundo masculino: respeto más allá del género. En la última década se volvió una pieza clave en el ajedrez político mexicano, indispensable para dos presidentes del país como funcionaria, y parachoques en las negociaciones más ácidas con los ‘varones’ de la oposición.

¿Cuál es su secreto? La candidata presidencial por el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) sonríe, alargando las comisuras de los labios, y entrecierra los ojos.

“Todos los días, cuando me despierto y me preparo para trabajar, nunca pienso que soy mujer, sino en la agenda que tengo pendiente”, comenta. “Sigo reglas básicas: relaciones claras y honestas, cumplimiento de la palabra y mucho diálogo, porque soy una política con convicciones pero no soy dueña de la verdad”.

Vázquez Mota nos recibe en un despacho de aire afrancesado en la calle Cicerón de Polanco, el barrio residencial más cosmopolita de la Ciudad de México, donde conviven, entre otras, comunidades judías, alemanas, libanesas y españolas.

Saluda de beso y con fuerte apretón de mano. “Gracias por venir. El periódico y el tema migrante, los conozco bien”, dice la exsecretaria de Desarrollo Social durante el periodo presidencial de Vicente Fox, una de sus etapas políticas más polémicas al pasar de una desconocida curul legislativa plurinominal a administrar la atención a la pobreza.

Hoy promete que, de llegar a la presidencia, creará una ‘Subsecretaría del Migrante’ dentro de la cancillería para construir una agenda que “ellos mismos [los migrantes] encabecen”.

Acusa al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de obstaculizar la credencialización del Instituto Federal Electoral fuera del país, al no hacer caso a las propuestas para mejorar el voto de los mexicanos en el exterior, como no quiso tampoco la reelección legislativa.

“El PRI quiere mantener una red de burocracia partidista y no quiere trasladar al ciudadano un pedazo de poder, porque ahora son los jefes de partido o los gobernadores quienes deciden y mandan”, se lamenta Vázquez Mota.

La candidata, nacida en el Distrito Federal y con formación jesuita en la Universidad Iberoamericana, dice que la prebenda es un enemigo a vencer por ser la manzana podrida que contagia al resto.

Esos oficios, empleos o ministerios en los que se trabaja poco y se gana mucho dinero son la razón por la que, a su juicio, los priístas quieren volver al poder, encabezados por el exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien es puntero en las encuestas.

“Por eso dejaron crecer al narcotráfico” afirma, para seguir con el discurso de Calderón, a quien conoció en 1997 como diputado. El mismo político que la puso a la vanguardia de sus batallas: primero en la campaña presidencial contra Andrés Manuel López Obrador, después como secretaria de Educación Pública, y como líder de la bancada blanquiazul en la Cámara Baja hasta que ganó las elecciones internas del PAN para la candidatura presidencial.

A la pregunta de si Vale la pena continuar con la lucha contra el crimen organizado después de las más de 50,000 muertes, Vázquez Mota responde que su postura “es que no habrá tregua ni negociación porque lo más importante es la seguridad de las familias mexicanas: que los niños puedan ir al parque, que los jóvenes sean dueños de la noche, que se pueda transitar las carreteras, emprender un negocio…”.

La candidata quiere fortalecer a las policías municipales, mejorar los esquemas de justicia y endurecer las políticas contra el lavado de dinero. Y tiene una propuesta estrella: cadena perpetua para los políticos que pacten con el crimen.

“Hay políticos, hay jueces y lavadores de dinero contra quienes se debe actuar”, opina Vázquez Mota, que se entrevistó con dos expresidentes colombianos, Álvaro Uribe y César Gaviria, para elaborar este apartado de su plataforma electoral. En Colombia, “la gente empezó a creer cuando se aplicó la ley sin distingo. Hace falta revisar las instituciones y aplicar la ley”, dice la candidata.