Boletos por marihuana en Chicago cada vez están más cerca

Para que entre en vigor la ordenanza a esos fines, solo queda que el pleno del Concejo de la ciudad favorezca la propuesta
Boletos por marihuana en Chicago cada vez están más cerca
Aunque en el Comité de Seguridad Pública de ese organismo, algunos concejales levantaron la preocupación de que la ordenanza podría enviar un mensaje equivocado a los jóvenes, una mayoría de 13-1 aprobó la medida.
Foto: Archivo

CHICAGO – Más pronto de lo esperado, la medida que le daría autoridad a oficiales de la Policía de Chicago para imponer boletos en lugar de arrestar a quienes posean pequeñas cantidades de marihuana, no ha recibido mucha oposición de los miembros del Concejo de la ciudad.

Aunque en el Comité de Seguridad Pública de ese organismo, algunos concejales levantaron la preocupación de que la ordenanza podría enviar un mensaje equivocado a los jóvenes, una mayoría de 13-1 aprobó la medida.

Ahora, el pleno del concejo deberá favorecer la propuesta, lo que se espera que ocurra con el aval del alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, y el del Superintendente de la Policía, Garry McCarthy.

En la actualidad, la posesión de marihuana es un delito menor castigable con hasta seis meses de cárcel y una multa de $1,500.

Las enmiendas aprobadas hoy por el comité establecen que además de pagar la multa, los responsables tendrán que realizar servicio comunitario y recibir educación sobre el problema de las drogas.

Asimismo se acordó que no habrá multas, sino detención, para quienes cometan la infracción en dependencias escolares o parques públicos.

En el debate, la defensa de la propuesta estuvo a cargo de su autor, el concejal mexicoamericano Daniel Solís (D-25), y del superintendente de policía de Chicago, Garry McCarthy.

Ambos reiteraron que la intención no es legalizar la posesión de marihuana, sino encarar la infracción con sentido común para permitir que la policía dedique sus esfuerzos al combate de crímenes más serios.

“No se trata de decir que está bien fumar marihuana, o que no es un problema. Absolutamente y positivamente no”, dijo Solís.

McCarthy dijo que la gente que sea sorprendida fumando marihuana igualmente será detenida, especialmente si son menores de 17 años o se encuentran en escuelas o lugares públicos.

Dijo que la emisión de una multa demandará media hora al agente policial, comparado con las cuatro horas que dedica en caso de arresto.

Según estadísticas policiales, el año pasado hubo 18, 298 arrestos en Chicago por posesión de menos de 10 gramos de marihuana. Cada caso involucró aproximadamente cuatro agentes -dos en al arresto y dos en el transporte del detenido- , además de recargar el trabajo de las cortes y del sistema carcelario.

El superintendente McCarthy dijo que en la mayoría de los casos los cargos fueron retirados y no hubo sanción para los detenidos.

De aprobarse la ordenanza en la sesión del Concejo Municipal del próximo miércoles, Chicago se unirá a otras ciudades de Illinois -como Evaston, Champaign y Normal- donde rigen las multas en lugar de detenciones.