Cuando la espalda duele…

El sedentarismo y los malos hábitos son factores que provocan esta molesta dolencia.
Cuando la espalda duele…

“Después del resfriado común, los dolores de espalda son la causa principal de ausentismo laboral, baja de productividad y afectación de la calidad de vida de las personas. Además, es un padecimiento tan frecuente que 8 de cada 10 personas lo han sufrido y los que todavía no, quizá lo experimentarán en algún momento de su vida”, comenta César González Vargas, traumatólogo ortopedista y subraya que si bien es cierto que es un padecimiento considerado ‘normal’, porque mucha gente lo padece, esto no significa que deba tomarse a la ligera y no acudir con un especialista ya que el malestar puede desaparecer en poco tiempo.

El especialista explica que el sedentarismo es la principal causa de los dolores de espalda, pero hay otra serie de factores que lo provocan: las malas posturas, el sobrepeso, el tabaquismo y realizar esfuerzos físicos muy demandantes cuando no estamos acostumbrados a ellos.

Por lo tanto y dado a que todas las personas estamos expuestos a sufrirlo, es recomendable prestar mucha atención a las siguientes señales para saber cuándo es tiempo de visitar al doctor:

• Si el dolor aparece de manera frecuente, sin razón aparente, por lapso de tres meses.

• Las molestias se dejan sentir inclusive estando en reposo (parados o sentados).

• Es especialmente agudo al adoptar una posición recostada, sin hacer ningún esfuerzo y sin que haya ninguna relación de actividades que las puedan haber provocado.

• Cuando es demasiado intenso.

Hay que asegurarse de estar en manos de un ortopedista calificado y así evitar una mala experiencia en el tratamiento de la lesión e incluso, una intervención quirúrgica no necesaria.

Es importante mencionar que la mayoría de las personas con dolor de espalda no necesitan cirugía. Sólo se llega a ella cuando otros tratamientos han fracasado y en casos de: Discos herniados, estenosis espinal, espondilolistesis, fracturas vertebrales y enfermedad degenerativa de los discos.

“Es cuestión de ética de cada doctor”, subraya el César González Vargas y agrega: “En estos tiempos en donde hay tanta información disponible, el paciente puede informarse con el fin de que pueda formular a su médico dudas claras y precisas previo a que se le practique una intervención quirúrgica”. Por ello, debe ponderar las siguientes consideraciones:

• La columna hay que tratar de respetarla al máximo: no operarla a menos que sea inevitable.

• Antes de una cirugía, el paciente debe haber realizado algún tipo de tratamiento; ya sea ingiriendo medicamentos o desarrollando actividad física, para saber si éstos pueden ayudarle o no a disminuir sus molestias.

• Realizarse estudios especializados, como la resonancia magnética, en los que se muestre el tipo de lesión, y que se trata de un daño irreversible.

• Considerar los beneficios de operarse contra los riesgos que conlleva hacerlo.

• Tomar la decisión en conjunto con el especialista.

• Tener una segunda opinión.

Asimismo, el especialista señala que tener un estilo de vida saludable es la mejor manera de prevenir los dolores de espalda, por lo que recomienda hacer ejercicio regularmente para fortalecer los músculos, así como mantener un peso saludable, cuidar la ingesta de calcio y vitamina D, mantener una buena postura, y evitar el consumo del tabaco, entre otros.

“Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”

http://www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx