Abrumada por la culpa hispana confiesa asesinato

Nadia Palacios está acusada, junto a otras cuatro personas, de torturar y matar a David Campbell, a quien confundieron con un sospechoso de violación
Abrumada por la culpa  hispana confiesa asesinato
El caso estuvo sin resolver hasta el domingo pasado, cuando la policía de Waukegan detuvo a Palacios, de 22 años, para interrogarla por un incidente en el que su novio realizó varios disparos en público para impresionarla.
Foto: Archivo

CHICAGO – Abrumada por la culpa, una latina que fue detenida por un delito menor confesó su participación junto a otros cuatro hispanos en la tortura y muerte de un hombre a quien confundieron con un sospechoso de violación.

La fiscalía del condado Lake informó hoy en un comunicado sobre la detención de cuatro personas, acusadas del asesinato de David Campbell, de 27 años, el 5 de julio de 2011 en la vecina ciudad de Waukegan, Illinois.

El cuerpo de la víctima, que había sido quemado con un soplete, golpeado con un martillo y estrangulado, fue encontrado envuelto en plástico en una laguna cerca de la ciudad de Barrington.

El caso estuvo sin resolver hasta el domingo pasado, cuando la policía de Waukegan detuvo a Nadia Palacios, de 22 años, para interrogarla por un incidente en el que su novio realizó varios disparos en público para impresionarla.

El fiscal asistente, Ari Fisz, dijo en el comunicado que en el interrogatorio Palacios confesó algo mucho más serio, al sentirse abrumada por la culpa por algo ocurrido casi un año atrás.

Admitió ante los investigadores que había torturado y ayudado a matar a un hombre que creía había abusado sexualmente de ella el año pasado.

La confesión permitió detener a los otros involucrados, identificados como Roberto Guzmán, de 24 años, Eric Castillo, de 24, y José Horta, de 19, y la identificación de una quinta persona que es buscada por la policía.

Al parecer, Palacios y otros dos integrantes de este grupo fueron atacados y maniatados por cuatro hombres en una casa de Waukegan. Uno de ellos supuestamente violó a la mujer.

Palacios se habría convencido que Campbell era el violador y arregló con los demás para tenderle una emboscada en un taller mecánico de Waukegan, donde lo torturaron y asesinaron. Luego habrían comprobado que era la persona equivocada.

El fiscal asistente Fisz dijo que Palacios confesó haber usado el soplete para quemar los genitales de la víctima, antes de que fuera estrangulada por sus cómplices.

A Palacios se le fijó una fianza de 2 millones de dólares, 5 millones a Castillo que habría sido responsable de la estrangulación y 3 millones a Horta, quien se encargó de arrojar el cuerpo en la laguna. Guzmán, encargado de atraer a la víctima a la emboscada con la promesa de una falsa venta de drogas, está detenido sin fianza.

No se reveló la identidad del quinto sospechoso de haber participado en el ataque.