Rubio pide acuerdo sobre inmigración

Quiere escuchar ambos lados del discurso político

ORLANDO, Florida.- El senador Marco Rubio, republicano de Florida y una figura cada vez más conocida en todo el país, está buscando un lugar más amplio en el discurso político de los Estados Unidos y convertirse en una figura moderada que pueda hablar con ambos lados del tema migratorio.

Ayer, el senador Rubio habló frente a un millar de latinos de diversas tendencias polìticas en la Conferencia Nacional de NALEO y acusó a ambos partidos de politizar y usar la inmigración como una “fórmula para generar temor, dinero y poder”.

El senador federal, quien acaba de lanzar al mercado su autobiografía, dijo que aunque tenía la intención de hablar de temas económicos en esta conferencia, se sentía de alguna manera obligado por las circunstancias a incluir el tema migratorio en su discurso.

“La gran mayoría de nosotros no nos levantamos cada día pensando en el tema”, dijo Rubio, quien es hijo de exiliados cubanos que, sin embargo, vinieron antes de que Fidel tomara el poder en Cuba. “Para nosotros lo importante es tener un trabajo y darle una vida mejor a nuestros hijos”.

Rubio, quien fue elegido al senado federal en 2010 con una plataforma conservadora y con el apoyo del Tea Party (movimiento que desde entonces ha incorporado a muchos grupos nativistas y antiinmigrantes, aunque no se inició con ese enfoque), pasó a ser la figura latina más prominente del partido republicano en momentos en que su tolda política ha perdido muchos puntos con esa comunidad.

En los últimos meses se le ha mencionado con insistencia como posible candidato a la vice presidencia al lado de Mitt Romney, y éste dijo recientemente que lo estarían considerando, aunque Rubio niega que eso sea posible. En todo caso, su carisma, juventud y perfil como hijo de inmigrantes lo convierte en un elemento importante en la posible estrategia republicana de congraciarse de nuevo con la comunidad latina en Estados Unidos.

El carisma y simpatía de Rubio estuvieron presentes en el evento de NALEO. El senador habló con pasión sobre la necesidad de escuchar a ambos lados del discurso migratorio y al final leyó algunos párrafos del poema de Emma Lazarus que está inscrito en la base de la Estatua de la Libertad en Nueva York.

“Ambos lados hablan del asunto como si fuera blanco o negro”, dijo. “necesitamos reconocer que ambos lados tienen argumentos válidos. No vamos a deportar a 12 millones pero tampoco vamos a darles amnistía”.

Buena parte del público se conmovió cuando Rubio comenzó a recitar el poema emblemático de la Estatus que se asienta en el Puerto de Nueva York.

“”¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres

Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad

El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas

Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí”, leyó Rubio, quien recibió una cálida bienvenida de los funcionarios latinos presentes en la convención de NALEO, muchos de ellos demócratas.