Vacaciones… cuidado en casa

El hogar puede ser uno de los lugares más peligrosos para los pequeños cuando pasan mucho tiempo ahí.
Vacaciones… cuidado en casa
Corte los cordones de las persianas o asegúrese de que estén fuera del alcance de los niños.
Foto: thinkstock

Ya vienen las vacaciones y una de nuestras mayores preocupaciones si nos quedamos en casa, son nuestros hijos. Sobre todo cuando son pequeños, el hogar se convierte en un campo minado donde hay que revisar cada rincón.

Al contrario de lo que se piensa, sí es un lugar peligroso, según estudios de la organización mundial de la salud, el 58 a 60% de los accidentes de niños, ocurren en el hogar.

Para evitar éste tipo de situaciones, el catedrático de la facultad de medicina, de la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala, José de Jesús Naveles, nos da una serie de precauciones y recomendaciones:

1) Cuidado en la cocina: en ésta hay muchos objetos cortantes o punzantes y además se cocina a altas temperaturas. Hay que dejar fuera de su alcance cuchillos, tijeras, etc. Y mantener los mangos y asas de sartenes u ollas en una postura segura.

2) Sustancias tóxicas: debido a sus colores llamativos, son muy atrayentes. Puede haber tentación para ingerirlos . hay que ponerlos en un lugar alto y seguro, evitando que sean visibles, ya que el niño, una vez atraído por el producto, se convierte en un “buscador profesional”.

3) Puerta de la calle cerrada: es un factor muy importante que no debe olvidarse nunca. Pueden salir y exponerse a peligros muy fuertes. Como por ejemplo, un atropello.

4) Contactos a la red eléctrica: llaman mucho la atención de los pequeños ya que pueden interactuar introduciendo objetos, lo que es un peligro y una exposición total. Hay que tener cuidado con objetos como pasadores, clips, u otros objetos que quepan en éstos agujeros.

5) Vigilar puntos salientes como los de mesas y sillas para evitar golpes en la cabeza.

En caso de que suceda algún incidente, lo primero es mantener la calma, para no espantar tampoco más al niño. Tener siempre números de emergencia a la mano, no sólo para salir a la calle. Hay que hablar con el pequeño y tranquilizarlo de la mejor manera posible y esperar ayuda profesional.

Es muy recomendable tener un botiquín a la mano, con lo necesario para curar pequeñas heridas, como por ejemplo:

-Gasas y vendas de distintos tamaños

-Guantes

-Cubrebocas

-Lentes sin graduación para proteger los ojos

-Tijeras y pinzas

-Tela adhesiva

-Una tabla de 50 cm. Para entablillar por posibles fracturas

-Antiséptico, mertiolate, alcohol, y agua oxigenada

-Algodón

Siguiendo éstos consejos se pueden evitar accidentes con los más pequeños y de paso un buen susto. En caso de algún suceso grave también es conveniente llamar a algún familiar o amigo, porque puede pasar que entremos en un estado de shock y no sepamos reaccionar o hagamos algo drástico poniendo aún en más peligro a nuestros peques.

Estar con ellos en casa cuando son vacaciones es una bonita y familiar experiencia, nos sentimos niños otra vez jugando y compartiendo sus locuras, para no romper la magia de estos momentos y poder disfrutar plenamente de este periodo de descanso con los chicos, los consejos anteriores nos pueden ayudar mucho a no terminar sentados en un hospital o pasar un mal rato. Todos llevamos un niño dentro. ¡A disfrutar de las vacaciones!

Colaboración de Fundación Teletón México.

“Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”

Bojorge@teleton.org.mx