Telemedicina cambia la atención médica

La telemedicina es el uso de tecnología para hacer diagnósticos inmediatos en pacientes que están en alguna otra parte

Telemedicina cambia la  atención médica
El doctor Satou puede diagnosticar problemas cardiacos en infantes y hasta en fetos que están en otras ciudades.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Muy similar a la tecnología que se utiliza en las series de ciencia ficción como Star Treck, los médicos especialistas ya pueden diagnosticar a pacientes que están a millas de distancia en el momento en que están siendo sometidos a exámenes; o utilizar robots que cuiden de ellos sin tener que estar físicamente en el hospital.

La nueva tecnología es muy conveniente teniendo en cuenta que, por lo general, los médicos especialistas se concentran en las urbes más grandes del país como Los Ángeles, Houston y Nueva York. Algunas especialidades son tan escasas que aunque el paciente viva en una de estas megaciudades es posible que tenga que esperar varias semanas o meses para ser atendido.

El Dr. Garry Satou, uno de los pocos pediatras cardiólogos en todo el país que trabaja en el Hospital Ronald Reagan de la Universidad de California Los Angeles (UCLA), es uno de estos médicos especialistas que gracias al uso de aparatos tecnológicos de alta definición y de transmisión simultánea, puede diagnosticar problemas cardiacos en infantes –y hasta en fetos–, que están en otras ciudades.

“La telemedicina es el uso de tecnología para hacer diagnósticos inmediatos en pacientes que están en alguna otra parte. Se utilizan ultrasonidos cardiológicos o ecocardiogramas que se transmiten a través de conexión de internet de banda ancha”, explicó el Dr. Satou.

El Dr. Satou recibe cardiogramas y ultrasonidos desde centros de atención en varias ciudades en California, como Bakersfield y zonas aledañas.

“No todos los centros médicos en California tienen la capacidad para tener todo tipo de especialistas. Nosotros estamos disponibles de forma inmediata cuando algún médico cree que su paciente puede tener algún problema del corazón. Por lo general atendemos casos que son urgentes y hacemos cirugías que salvan la vida de los pequeños”, dijo Satou.

Cuando el Dr. Satou identifica algún problema cardiaco que necesita intervención quirúrgica, el menor es transferido al hospital central de UCLA en Westwood.

Theodore Edwards, de cuatro años de edad, necesitó la intervención inmediata del Dr. Satou cuando era un recién nacido. Su madre Magdalena Edwards explicó que el pequeño que nació en el Hospital UCLA en Santa Mónica y que rápidamente le detectaron palpitaciones irregulares. El menor fue transferido a Westwood y recibió la operación que le salvó la vida.

“No tengo palabras para agradecer la atención que mi hijo recibió”, dijo Magdalena.

Cada año, más de 10 millones de personas en Estados Unidos utilizan alguna forma de telemedicina, según la Asociación Americana de Telemedicina. Las videoconferencias y correos electrónicos son las formas más frecuentes.

Unos 15 estados han aprobado leyes que requieren que las compañías aseguradoras cubran los servicios provistos a través de telemedicina. California es uno de estos estados.

Muchas cadenas hospitalarias como Kaiser Permanente tienen políticas internas que promueven el uso de comunicación electrónica entre pacientes y sus doctores porque han podido comprobar su efectividad.

Un estudio de Kaiser Permanente, realizado en el 2010, con 35,000 pacientes con diabetes o hipertensión en el sur de California, encontró que éstos tuvieron mejores resultados cuando tenían contacto con sus médicos a través del internet.

El índice glucémico, colesterol y la presión sanguínea mejoró.

A nivel nacional, unos 29 millones de personas mantienen comunicación con sus médicos a través de correos electrónicos, de acuerdo con datos de la firma de investigación de mercado Manhattan Associates.

A nivel local, centros médicos como la red de cinco hospitales de Providence, todos las clínicas y hospitales de Kaiser Permanente, la red de hospitales Adventist, así como todos los hospitales de UCLA –incluyendo el hospital público Olive View-UCLA-, utilizan alguna forma de telemedicina.

Michael Wilson, portavoz del Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles, dijo que el Hospital Rancho Los Amigos tiene un programa piloto de tele-rehabilitación para pacientes con movilidad limitada y que tienen en sus hogares la posibilidad de video conferencias.

Además, la utilización de tecnología en telemedicina tiene otras aplicaciones. El Dr. Paul Finn, de UCLA, tiene la capacidad tecnológica para hacer exámenes de resonancia magnética (MRI) a control remoto. Mientras que el cardiólogo Dr. Paul Vespa, también de UCLA, utiliza un robot para “visitar” y monitorear el progreso de sus pacientes en la unidad de cuidados intensivos de neurología.

Las autoridades federales están actualizando sus políticas para promover el uso de telemedicina. El Departamento de Veteranos (VA) anunció el pasado abril que eliminará el copago de los veteranos que utilicen citas de telemedicina. Desde que el VA aceptó la telemedicina como una forma de atención en el 2009, la compañía GlobalMed ha instalado casi 2,000 sistemas móviles de telemedicina para proveedores de VA en todos los 50 estados.

“Mejoras en la calidad y rapidez del internet a través de los teléfonos celulares hará que se expanda el uso de telemedicina a los hogares y que sea efectivo”, acotó Wilson, quien considera que el desarrollo tecnológico ayudará a reducir costos y a atender a más personas.