Breves deportivas

Raúl Ibáñez empató el partido con un jonrón de tres carreras, el emergente Eric Chávez pegó un cuadrangular poco después para la ventaja y los Yanquis de Nueva York hicieron la remontada para vencer 4-3 a los Mets de la misma ciudad.

Otra vez gracias a su poderío jonronero, los Yanquis se alzaron con el triunfo y pusieron fin a tres reveses consecutivos. La victoria fue la cuarta esta temporada en cinco “Series del Subway”, como se le llama a los enfrentamientos entre ambos conjuntos neoyorquinos.

El último partido de esta serie se juega hoy y tiene también gran atractivo: en un duelo que ha suscitado expectación, el abridor de los Yanquis CC Sabathia enfrentará al nudillero R.A. Dickey, que ha recibido un sólo imparable en encuentros consecutivos, Ya no hay boletos.

La ATP prohibió para 2013 la arcilla azul que provocó la molestia de Rafael Nadal y Novak Djokovic el mes pasado en torneo el Masters de Madrid.

El presidente de la ATP, Brad Drewett, anunció ayer en un comunicado que el circuito no podrá tener canchas de arcilla azul la próxima temporada.

El lanzador dominicano Johnny Cueto permaneció invicto en junio y contribuyó a su triunfo con un par de impulsadas y los Rojos de Cincinnati blanquearon 6-0 a los Mellizos de Minnesota.

Los Rojos, líderes de la División Central, dejaron atrás una racha de cuatro derrotas consecutivas, la peor que han tenido en esta campaña.

Cueto (9-3) remolcó una carrera mediante un toque suicida y la otra gracias a un roletazo de out con las bases llenas. El veloz lanzador derecho de Cincinnati ha permitido sólo cinco carreras para bajar su efectividad a 1.47 en este mes a punto de morir.

Los Orioles de Baltimore dejaron en libertad a Jamie Moyer, desligándose a solicitud del veterano lanzador zurdo de 49 años.

Moyer comenzó la temporada con Colorado, donde se convirtió en el pitcher de mayor edad en ganar un juego en Grandes Ligas.

Moyer posteriormente firmó un contrato de ligas menores con Orioles. El contrato tenía estipulado tres aperturas en Triple A, y después de ello los Orioles tenían que ascenderlo o conceder su libertad y Baltimore optó por lo último.