Siempre arrollan

La Arrolladora Banda El Limón confirma su extraordinario éxito con show en LA
Siempre arrollan
La Arrolladora Banda El Limón sedujo a sus fans con un concierto en el que repasaron grandes éxitos de su carrera.
Foto: EFE

Desde hace algunos años, los temas -sin importar cual sea- en “manos” de La Arrolladora Banda El Limón, son una garantía de éxito.

Lo comprueban sus ventas, los premios y lo más importante, sus seguidores.

En el concierto que ofrecieron el sábado por la noche en el teatro Nokia, los asistentes corearon todas sus canciones, incluso las que interpretaron de su más reciente producción, Irreversible 2012 .

Las presentaciones en vivo suelen ser el termómetro para medir ese éxito que se escucha o se ve en los medios de comunicación, y la banda de René Camacho, su fundador, comprobó que la fidelidad de sus seguidores, generalmente jóvenes, es intacta y “arrolladora”.

Los 16 integrantes de la banda convirtieron en un karaoke el recinto. Jorge Medina y José “Josy” Beltrán, vocalistas, cantaron los grandes éxitos de esta agrupación que tiene una trayectoria de más de 40 años.

La banda dejó escuchar la versatilidad de su sonido, que por momentos volvía a sus orígenes en donde los instrumentos de viento dejaron salir las notas más puras de la banda sinaloense, para luego proyectar ese estilo “arrancherado” -como lo definen ellos- y que los ha caracterizado de otras bandas.

Los problemas de voz que Jorge Medina, su voz líder, ha experimentado en algunas presentaciones, y que acepta, es debido al exceso de trabajo, pero durante la noche del concierto aquí en Los Ángeles, no fueron predominantemente evidentes.

Medina ha aceptado -de acuerdo con reportes de prensa en México- que acudirá al especialista para tratar el problema de ronquera que ha experimentado en algunas presentaciones, y aunque ese no fue el caso en el Nokia, sí hubo momentos en que su voz se escuchó desentonada y fueron evidentes los esfuerzos que hacía con la garganta para lograr algunos tonos.

Pero Josy, segunda voz, demostró que es un buen apoyo.

Desde que La Arrolladora pisó el escenario, el público se volvió loco.

Y aunque debido a las condiciones del recinto no se pudo bailar como se acostumbra con este sonido de banda, el publicó permaneció de pie durante toda la presentación.

La banda iba de lo romántico a los ritmos más movidos, para luego sembrar la valentía y bravura con la interpretación de algunos narcocorridos.

Pero lo que sin duda lograron gran efervescencia fueron los temas clásicos como El sinaloense, Mi gusto es y El muchacho alegre, tema interpretado por Josy y en el que Medina aprovechó para tocar el tambor y el platillo, reproduciendo ese sonido de “tamborazo” como se le conoce.

La banda recorrió éxitos como Y que quede claro, Como pez en el agua, Secretos de memoria,

Ya no te buscaré y Compárame, entre otros.

Josy interpretó Niña de mi corazón, y en ese momento subió al escenario a su hija a quien dedicó y cantó en brazos el tema. “Esta noche, esta es la niña de mi corazón”, expresó, mientras el público aplaudía su sinceridad.

La banda luego dio paso a los temas de su más reciente producción, que la mayoría del público entonó junto con ellos, La llamada de mi ex y Cabecita dura, este último es un tema de la autoría de Espinoza Paz.

Medina agradeció al público que se encontraba en las filas más alejadas del escenario, en donde los boletos son los más económicos.

“Gracias a todos ustedes porque, aunque pareciera que están lejos, están muy cerca de nosotros”, dijo. “Les agradezco por hacer tanto para estar aquí esta noche”.

La Arrolladora Banda El Limón, se despidió del público con la promesa de volver a presentarse en Los Ángeles el próximo octubre.

Antes de irse del escenario, la banda volvió a interpretar el tema Cabecita dura, que se encuentra ya en entre los temas más sonados de la radio.