Tarjetas con recompensas

Las tarjetas de crédito son como un par de zapatos, donde una talla no le sirve a todo el mundo. Por eso quiero que elijas la tarjeta que más se adapte a tus necesidades para que te ahorres dinero y dolores de cabeza.

Si tienes la disciplina de liquidar tu saldo por completo cada mes, el tipo de tarjeta de crédito que más te conviene es el que te premia por comprar con ella. A estas tarjetas se les llama Reward Cards porque te dan un rembolso de acuerdo al uso que le des y, si pagas todo lo que debes cuando te llega la cuenta, estarás recibiendo un dinerito extra que podrás usar para lo que quieras, sin endeudarte.

Si estás dispuesto a liquidar tu deuda en unos cuantos meses, busca una tarjeta que ofrezca un plazo de tiempo sin intereses o un interés bien bajo. Pero ten mucho cuidado porque esas ofertas, por lo regular, solo duran de seis a nueve meses y entonces el interés que te cobran en el balance que tengas en ese momento será de un 15% como mínimo. Es más, en este tipo de programa, si tienes un solo pago tarde… ¡Saz! Desaparece el bajo interés como por arte de magia.

Pero si no quieres endeudarte por completo, o si estás tratando de recuperarte de un mal crédito, considera una tarjeta asegurada. Esto requiere una cuenta de ahorros de 50 dólares en adelante para garantizar tu deuda en caso de que no la pagues, pero te podría remendar el crédito en solo cuestión de unos meses.

Y en general, antes de buscar cualquier tarjeta de crédito, hazte las siguientes preguntas:

¿Por qué necesitas una tarjeta de crédito? Uno de los usos más prácticos de las tarjetas de crédito es el de poder comprar en línea con seguridad. También estás protegido por las leyes federales porque, si sospechas un error o fraude en tu compra, te permiten el posponer el pago por tu mercancía mientras se investiga. Sin embargo, si estás solicitando una tarjeta de crédito para financiar tus gastos diarios y esenciales porque no puedes costearlos al contado, es preferible que reduzcas esos costos o que te dirijas a una agencia de consejería confiable para que te ayude con tu presupuesto.

¿Cuánta línea de crédito debes aceptar? Si recibes una tarjeta con un límite alto, no quiere decir que tú puedas hacerle el frente a esa deuda. Usa esta regla para que no te sobrepases en tus deudas mensuales: tu renta o hipoteca, préstamos de auto y pagos a tarjetas de crédito no deben sumar más de aproximadamente un tercio del dinero que entra a tu casa por mes.

¿Cómo vas a saldar tu cuenta cada mes? Si puedes pagar tu saldo por completo mensualmente, estás logrando que la tarjeta de crédito trabaje para ti. Pero si piensas que todo está bien solo porque puedes hacer el pago mínimo, prepárate para un largo y costoso camino.

¿Cuántas tarjetas debes tener? Es recomendable que tengas una o dos tarjetas de crédito y que las uses regularmente para mantener tu historial activo, pero el tener un acordión de tarjetas en tu billetera te complicará el poder administrar tu crédito.

Alrededor de la web