Cesc pone a dudar a Del Bosque

Cesc pone a  dudar a Del Bosque
El centrocampista Cesc Fabregas.
Foto: Alvaro Barrientos / ap

DONETSK, Ucrania/AP – Depende de cómo se lo mire, el hecho de que el técnico de España Vicente del Bosque siga alternando entre una formación con un delantero tradicional y otra poblada de mediocampistas puede ser vista como un síntoma de inseguridad o como un reflejo del poderío del equipo español y de la habilidad que tiene el estratega para confundir a los rivales.

Esa fórmula tiene a España en las semifinales de la Eurocopa y a su próximo rival, Portugal, obligado a planificar distintas estrategias para el choque del miércoles con sus vecinos.

Del Bosque parece inclinado a alinear seis volantes, con Cesc Fábregas como nueve falso, ante los rivales más exigentes, por lo que abundan las especulaciones de que apelará a esa formación contra Portugal, que tiene a un Cristiano Ronaldo en gran momento y ha demostrado ser un equipo de sumo riesgo.

España le ganó a Portugal 1-0 en su marcha hacia la conquista de la Copa Mundial hace dos años. Llega a este partido sin haber concedido un solo gol en la fase de grupos de un torneo grande desde la Eurocopa del 2008. En otras palabras, tuvo su arco invicto en ocho encuentros. Portugal derrotó a la República Checa 1-0 en los cuartos de final el jueves pasado y tendrá dos días de descanso más que España.

“Eso será una ventaja para ellos. Terminamos muy cansados después del partido con Francia, lo que es normal. Toma tiempo recuperarse”, dijo Del Bosque.

“Hay dos equipos que han demostrado ser los más fuertes, que son los verdaderos favoritos, y esos equipos son Alemania y España. Eso no es ninguna sorpresa”, afirmó el técnico de Francia Laurent Blanc.