El pañuelo y sus usos

El pañuelo y sus usos
Pañuelo 'estilo pirata'.
Foto: EFE

Pocos accesorios de vestir son tan versátiles como los pañuelos y este año regresan para usarse en sus varias formas.

Los estampados tipo pañuelo también han vuelto con fuerza a la moda. El look es: vestidos en su mayoría en telas caídas de sedas, con un estilo bohemio.

El estampado tipo pañuelo, es muy chic y glamoroso y fue usado en los años 70. Luego, grandes diseñadores como Versace lo pusieron nuevamente en las pasarelas y hoy regresa a la moda.

El look “estilo pañuelo” lo veremos en vestidos, faldas pantalones, zapatos y hasta en accesorios.

Pero el mismo pañuelo sigue desfilando en las pasarelas luciéndose en la cabeza de las celebridades mejor vestidas.

Este verano 2012 la moda continúa y es perfecta para cubrir nuestra cabellera de los daños que puede causarle la exposición al sol.

Todas tenemos uno en casa y si te hace falta el color ideal para combinar con tu atuendo puedes utilizar cualquier pedazo de tela del tamaño que desees.

Los pañuelos, además de ser un buen complemento, adornan y terminan un buen look, y agregan un toque de color y distinción para cualquier ocasión.

Los pañuelos son esos accesorios “must have” porque tienen múltiples usos. Aquí te va unas ideas de cómo usarlos:

Como diadema: la forma más sencilla de utilizar un pañuelo en la cabeza es a modo de diadema. Simplemente dobla el pañuelo a lo largo y colócalo en la cabeza como un diadema; luego amárralo por debajo del cabello a la altura de la nuca y listo.

Como turbante: toma un pañuelo grande cuadrado doblado en forma triangular y pasa la base del triángulo por la nuca, con las puntas hacia el frente, las cruzamos en el centro de la frente y las colocamos hacia atrás para anudarlas a la altura de la nuca. Luego las escondemos debajo del pañuelo y listo.

Como pirata: toma un pañuelo cuadrado y dóblalo en dos, formando un triángulo. Luego toma las puntas de los lados y átalas por detrás de la cabeza sobre la punta del centro y haz un nudo final y… voilá!