Festival gay latino cumple sus quince

El festival del Orgullo Gay de San Francisco realizó su edición 42. Pero para la mayoría de los latinos presentes, la fiesta fue de ¡quinceañera!
Festival gay latino cumple sus quince
Lucía Méndez encabezó los festejos del Orgullo Gay en el escenario latino.
Foto: Juan Data / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— El domingo 24 de junio se llevó a cabo el festival del Orgullo Gay de San Francisco en su edición 42. Pero para la mayoría de los latinos presentes, la fiesta fue de ¡quinceañera! Efectivamente, por quince años consecutivos, el festival del Orgullo Gay de esta ciudad incluyó un escenario dedicado específicamente al público latino.

Ubicado siempre en la intersección de Van Ness y McAllister, el escenario latino, auspiciado por Steamworks y Club Papi suele convocar a centenares de gays, lesbianas y transexuales latinos, más sus amigos y curiosos, con una variada oferta musical y shows de alto voltaje erótico.

Año tras año, se han presentado en ese mismo escenario un sin fin de artistas de la música latina y entre ellos muchas divas, íconos de la comunidad gay hispanohablante. Artistas de proyección internacional como Fulanito, Elvis Crespo, Fey y claro, Gloria Trevi, han pasado por ese escenario junto a tantos otros. En ese sentido, la edición quinceañera, no trajo mayores sorpresas, por el contrario, abundó en artistas de menor reconocimiento, encabezados por la veterana de las telenovelas mexicanas Lucía Méndez.

Así y todo, el escenario latino fue, como lo es siempre, el más caliente del festival, con tanta cantidad de público amontonado que tuvieron que amenazar con que la policía iba a cortar el show si la gente no dejaba de empujar sobre las vallas de seguridad.

La fiesta empezó temprano con un poco de talento local, la banda de salsa de Edgardo Cambón y Candela’s, mientras celebraba su 25 aniversario, hizo bailar a los presentes al ritmo de sus versiones de clásicos y composiciones originales de salsa y otros ritmos tropicales. Entre presentación y presentación, los bailarines go-go de Club Papi, en paños menores, mantuvieron la atención del público en el escenario, mientras los DJ’s Mike y Alex Acosta disparaban uno tras otro hits de la música dance y pop tanto latina como internacional.

Jessica Sutta (exintegrante del conjunto pop Pussycat Dolls) también se subió al escenario latino (aunque ni es latina ella, ni su música tiene un ápice de latina) a cantar su nuevo sencillo Show Me además de otros clásicos de su agrupación anterior.

Le siguió la venezolana Norka, que no había sido anunciada en el programa del festival. Flameando la icónica bandera del arcoiris, mientras sus bailarines hacían lo propio con banderas de Venezuela, México y Estados Unidos, la cantante interpretó su tema Milagro, con producción de Emilio Estefan y lo dedicó a toda la comunidad gay latina “a quienes yo apoyo tanto” y agregó “este es el mejor gay pride que he visto y sin dudas el más divertido”.

Después de recibir un certificado de honor de parte de la Junta de Supervisores de la Ciudad de San Francisco “por haber venido desde tan lejos”, según anunció uno de los presentadores, Nurka concluyó su presentación con un cover del clásico Freedom de George Michael, que intepretó en inglés y lo dedicó “para los que les costó tanto salir”.

Directamente desde la capital mexicana llegó a San Francisco la diva de las telenovelas Lucía Méndez para su primera presentación en el festival del Orgullo Gay de esta ciudad.

Después de una extensa introducción a puro cabaret, la diva subió al escenario a entonar sus temas más reconocidos ante un público en su mayoría demasiado joven como para estar familiarizado con su trayectoria y reconocimiento.

Así y todo, logró cautivar a un sector importante del público especialmente hacia el final de su show cuando cantó en vivo rancheras clásicas con un mariachi. La diva también pidió a su fans que “sean más espirituales” y luego se quejó, ante un público abiertamente gay, sobre la escaséz de hombres disponibles para una mujer heterosexual: “¿alguno de ustedes saldría conmigo?” preguntó a una audiencia atónita.

“No sé si es que no estuvo tan bueno como en años anteriores”, reflexionó Javier, de México, al retirarse del festival pasadas las 6 de la tarde, pero aclaró, “o quizás es que veníamos muy cansados de las fiestas de ayer y anteayer. Pero no se me hizo muy bueno”.

?>