Gobernadora de Arizona celebra “victoria” de la SB1070

Y adelanta que las agencias del orden ya están preparadas para cuestionar el estatus migratorio de los detenidos
Gobernadora de Arizona celebra “victoria” de la SB1070
Brewer: “La decisión de hoy es una victoria para la ley. También es una victoria para la Décima Enmienda y para todos aquellos americanos que creen en el derecho heredado y la responsabilidad de los estados en defender a sus ciudadanos”.
Foto: Archivo

PHOENIX – La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, calificó hoy como una “victoria” que los jueces del Tribunal Supremo de Justicia mantuvieran “el corazón” de la SB1070, e informó de que las agencias del orden están preparadas para cuestionar el estatus migratorio de los detenidos.

“La decisión de hoy es una victoria para la ley. También es una victoria para la Décima Enmienda y para todos aquellos americanos que creen en el derecho heredado y la responsabilidad de los estados en defender a sus ciudadanos”, dijo Brewer en un comunicado de prensa emitido minutos después de ser anunciada la decisión del Supremo.

“Después de más de dos años de pelea legal, el corazón de la SB1070 puede ser ahora implementado de acuerdo con la Constitución de Estados Unidos”, enfatizó la gobernadora republicana.

Complacida por esta victoria legal, aseguró que ésta es también una oportunidad para enfocarse en el verdadero reto que viene- la implementación y la aplicación de la ley de una manera que refleje los altos ideales de los ciudadanos estadounidenses.

“Sé que el estado de Arizona y sus agentes del orden podrán cumplir con esta tarea. El caso de SB1070 siempre ha sido el apoyar a la ley, esto significa cualquier ley, incluyendo aquellas en contra de la inmigración indocumentada y el perfil racial”, enfatizó Brewer.

La Gobernadora aseguró que habrá consecuencias en contra de cualquier agencia estatal que haga mal uso de esta regulación y viole los derechos civiles de una persona.

La Corte Suprema votó hoy en contra de la mayoría de las cláusulas de la controvertida ley estatal SB1070 de Arizona, la primera en el país en criminalizar la presencia de inmigrantes indocumentados en Arizona.

Aunque el máximo tribunal rechazó la mayoría de los puntos más polémicos, mantuvo la sección que permite a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de una persona que haya sido detenida.

Brewer dijo que los últimos dos años han sido de preparación para esta decisión desde que firmó la SB1070 en 2010.

Cuando firmó la ley, la mandataria emitió una orden ejecutiva para que la agencia de Arizona Peace Officer Standards and Training Board (AZ POST) desarrollara y proporcionara un entrenamiento adecuado para asegurar que los policías en Arizona estén preparados para aplicar esta ley de forma eficiente, eficaz y consistente con la Constitución.

La semana pasada y anticipándose a la decisión de los magistrados, Brewer firmó una segunda orden ejecutiva para que este entrenamiento se proporcione nuevamente a las agencias del orden en Arizona.

“Estoy segura de que nuestros agentes están preparados para aplicar esta ley de forma responsable”, agregó Brewer.

La republicana advirtió que la decisión de hoy no es el final de la lucha, ya que espera que más litigios legales surjan en contra de la SB1070.

“Nuestros críticos ya han preparado nuevas tácticas en respuesta a su pérdida ante la Corte Suprema y estoy segura de que alegarán irregularidades en la implementación de la ley”, afirmó.

“Como lo dije hace dos años cuando firmé la SB1070, no podemos darle esta oportunidad. Debemos usar esta nueva herramienta de forma inteligente y luchar por nuestra seguridad con el honor que Arizona merece”, afirmó.

Complacido “Padre” de la SB1070 con el fallo del Supremo

Por su parte el alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, dijo hoy a medios locales en Arizona que sus agentes están entrenados para aplicar esta nueva regulación.

Indicó que más de 100 de sus alguaciles fueron entrenados durante cinco semanas por el Gobierno federal para aplicar las leyes relacionadas con la inmigración indocumentada.