Morsi prepara su gabinete en EgiptoMorsi empieza a preparar su equipo de gobierno en Egipto

El primer ministro, Kamal Ganzuri, mantenía ayer su última reunión

EL CAIRO, Egipto (EFE).— El presidente electo de Egipto, el islamista Mohamed Morsi, comenzaría ayer a preparar la formación de su equipo de Gobierno tras haberse impuesto en los primeros comicios presidenciales posteriores a la Revolución del 25 de Enero.

Según la agencia oficial de noticias Mena, Morsi abordará la creación de un “equipo presidencial”, aunque no han trascendido por el momento más detalles.

Por su parte, el Consejo de Ministros, dirigido por el primer ministro egipcio, Kamal Ganzuri, mantenía ayer su última reunión antes de presentar su dimisión.

Morsi, que se impuso al general retirado Ahmed Shafiq en la segunda vuelta de las presidenciales con casi el 52% de los votos, según se anunció ayer, aseguró en su primer discurso a la nación que será “el presidente de todos los egipcios” y que su país mantendrá todos los acuerdos internacionales suscritos.

El presidente electo debe buscar desde ayer un consenso que le permita afrontar la división que persiste en su país, donde la idea de una administración islamista despierta recelos entre los sectores liberales y laicos.

Tras conocerse ayer la victoria del islamista de forma oficial, las decenas de miles de seguidores concentradas en la plaza Tahrir de El Cairo estallaron de alegría.

La plaza amaneció ayer con numerosas tiendas de campañas y personas que seguían celebrando el triunfo de su candidato con cánticos y bocinas.

Al margen del ambiente festivo, los Hermanos Musulmanes han asegurado que continuarán sus manifestaciones en Tahrir contra las últimas decisiones adoptadas por las autoridades castrenses que gobiernan el país de forma provisional.

Los manifestantes protestan desde hace una semana contra las recientes enmiendas constitucionales aprobadas por la Junta Militar, que les conceden grandes prerrogativas ejecutivas, y contra la disolución de la Cámara Baja del Parlamento ordenada por el Tribunal Constitucional.

El futuro del Parlamento, que fue constituido en enero pasado bajo el dominio de los islamistas, y la redacción de una nueva Constitución son algunas de las principales cuestiones que los Hermanos Musulmanes y la Junta Militar han negociado en los últimos días, en paralelo al desarrollo de los comicios presidenciales.

La cúpula castrense, que dirige Egipto desde que la renuncia del presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011, se ha comprometido a traspasar el 30 de junio el poder al presidente salido de las elecciones.