Para este jueves la proxima vista en caso de “Vicentillo”

Ese día, el juez Rubén Castillo, quien conduce el caso en la corte federal del Distrito Norte de Illinois, espera escuchar de sus abogados un avance en la preparación de la defensa, situación que ha retrasado el inicio del proceso
Para este jueves la  proxima vista en caso de “Vicentillo”
Los abogados de “Vicentillo” (en la foto) presentaron desde el año pasado el argumento en su favor de que a través de agentes de la DEA el gobierno estadunidense le concedió inmunidad para introducir cocaína de contrabando por la frontera a cambio de información sobre los cárteles rivales.
Foto: Archivo

CHICAGO – Jesús Vicente Zambada Niebla, alias “Vicentillo”, junto con su cómplice Tomás Arévalo Rentería, tendrán este jueves la tercera audiencia preparatoria del año antes de su juicio por narcotráfico que inicia el 9 de octubre próximo.

El juez Rubén Castillo, quien conduce el caso de ambos en la corte federal del Distrito Norte de Illinois, espera escuchar de sus abogados un avance en la preparación de la defensa, situación que ha retrasado el inicio del proceso.

Sin embargo, aún es posible que en los siguientes meses se realicen al menos dos audiencias previas con asistencia por circuito cerrado de Zambada Niebla desde la prisión de Michigan en la que se encuentra.

Pese a la decisión del juez Castillo, quien desestimó a principios de año el argumento de inmunidad otorgado por el gobierno de Estados Unidos a “Vicentillo” para actuar dentro de este país, la defensa trabaja bajo la misma línea como principal elemento para lograr la liberación de su cliente.

Los abogados de “Vicentillo” presentaron desde el año pasado el argumento en su favor de que a través de agentes de la DEA el gobierno estadunidense le concedió inmunidad para introducir cocaína de contrabando por la frontera a cambio de información sobre los cárteles rivales que participan en guerras en México.

La defensa asegura que existió una reunión en un hotel de la Ciudad de México entre los agentes de la DEA y Zambada Niebla el 17 de marzo de 2009.

Indica que ese encuentro fue dos días antes de que el narcotraficante fuera detenido por las autoridades mexicanas y se había dado como parte de esa inmunidad otorgada, por lo que solicitó el acceso a documentos oficiales para apoyar su argumento, mismos que fueron negados.

El juez Castillo concluyó que de acuerdo con exámenes independientes de la fiscalía, no existían pruebas de que agentes de la DEA establecieran un acuerdo con Zambada por su cooperación o le concedieran inmunidad para actuar.

“Vicentillo” trabajó para el cártel de Sinaloa, dirigido por su padre, Ismael “El Mayo” Zambada García, y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, individuos que también son buscados por la justicia estadunidense.

De acuerdo con la acusación, “El Mayo” y “El Chapo”, junto con otros siete altos asociados, incluyendo sus hijos respectivos, “Vicentillo” y Alfredo “Alfredillo” Guzmán Salazar, coordinaron actividades para introducir de contrabando cientos de kilogramos de cocaína y heroína a Chicago que se distribuían en Estados Unidos.

“Vicentillo” fue detenido el 19 de marzo de 2009 en la Ciudad de México y extraditado a Estados Unidos en febrero de 2010 para enfrentar cargos por la presunta introducción de 100 toneladas de drogas a este país y el lavado de aproximadamente 500 millones de dólares, por los que podría alcanzar cadena perpetua.

Inicialmente estuvo encarcelado en un centro de detención preventiva en el centro de Chicago, pero fue trasladado a la cárcel de Milán, Michigan, debido a una petición de su defensa de contar con la posibilidad de salir a ejercitarse al aire libre.

El juicio de Zambada y Arévalo originalmente estaba previsto para el 13 de enero de este año, pero debido a la complejidad del caso el 25 de enero, en la primera audiencia previa de 2012, el juez Castillo fijó la nueva fecha hasta el 9 de octubre.

La segunda audiencia previa al juicio fue el 18 de abril, pero se canceló debido a dificultades técnicas que impedían que “Vicentillo” estuviera presente en la corte en forma virtual a través del circuito cerrado de televisión.