Provisiones de la ley SB1070 que la Corte rechazó

Provisiones que rechazó

– Sección 3: Convertir en un crimen estatal el hecho de no tener papeles.

La opinión de la Corte Suprema dice: “La ley federal determina un sólo responsable soberano por mantener un sistema unificado, para rastrear a los extranjeros en las fronteras nacionales. Si la sección 3 fuera válida, cada estado tendría autoridad independiente de condenar violaciones federales de registro”.

– Sección 5 (C): prohibir a los indocumentados aplicar a empleos en Arizona.

La opinión de la Corte Suprema dice: “Los antecedentes legislativos de la ley de inmigración, subrayan el hecho de que el Congreso, tomó una opción deliberada de no imponer penas criminales a extranjeros que busquen o se vean envueltos en trabajo sin autorización”.

– Sección 6: darle autoridad a la policía para arrestar a alguien, sin una orden judicial, si creen que ha cometido un delito que pueda llevar a la deportación. Incluso cuando puede haber sido ocurrido en otro estado.

La opinión de la Corte Suprema dice: “Esta provisión permitiría que el estado alcanzara su propia política de inmigración. El resultado puede ser un acoso innecesario hacia algunos extranjeros, que las autoridades federales determinen, no deben ser removidos (como por ejemplo, un veterano, estudiante universitario o alguien asistiendo en una investigación criminal)”.

Provisiones que mantuvo

– Sección 2(B): permite a la policía, preguntar por papeles de identificación, si existe una sospecha razonable, de que la persona es indocumentada.

La opinión de la Corte Suprema dice: “El Congreso no ha hecho nada para sugerir que es inapropiado comunicarse con ICE. Al contrario, ha propiciado la política de compartir información sobre posibles violaciones de inmigración”.

Para saber más sobre su impacto visita el “Especial Ley SB1070”