FBI tiende trampa al ciberfraude financiero

La operación realizada en cuatro continentes impidió pérdidas cercanas a los $205 millones.
FBI tiende trampa al ciberfraude financiero
Una veintena de personas en cuatro continentes fueron detenidas.
Foto: Archivo

NUEVA YORK (AP) Una veintena de personas en cuatro continentes fueron detenidas gracias a una elaborada trampa contra el mercado negro del fraude financiero en línea, revelaron agentes federales hoy.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la operación en Estados Unidos, Europa, Asia y Australia es el mayor esfuerzo de acción policiaca realizado contra ciberpiratas que se especializaban en robar información de tarjetas de crédito, bancos y otros datos de identificación personal en internet.

Los funcionarios afirmaron que la operación de dos años del FBI protegió a más de 400,000 potenciales víctimas e impidió pérdidas cercanas a los $205 millones.

Los arrestos “causaron una interrupción significativa a la economía clandestina y son un claro recordatorio de que las direcciones IP enmascaradas y los foros privados no son un refugio para los delincuentes, pues no están fuera del alcance del FBI”, afirmó Janice Fedarcyk, directora de la oficina del FBI en Nueva York, en un comunicado.

El fiscal Preet Bharara dijo que la investigación internacional es una demostración sin precedentes de que los “defraudadores no pueden contar con ser capaces de merodear por el internet en el anonimato y con impunidad, incluso del otro lado de los límites nacionales”.

Según una imputación penal revelada hoy en una corte federal en Manhattan, los sospechosos compraron y vendieron programas para robar datos, así como información robada a través de cibersitios que supuestamente eran seguros.

En junio de 2010, investigadores encubiertos crearon su propio foro en línea “donde el FBI pudiese toparse con delincuentes, investigarlos, identificarlos e interrumpir sus actividades”, indicó la imputación. El foro “llamado “Carder Profit”” fue creado para permitir a los agentes monitorear y registrar mensajes privados e identificar las computadoras de los usuarios registrados.

La imputación acusa de fraude a dos presuntos ciberpiratas del Bronx, Joshua Hicks y Mir Islam. Ambos fueron liberados bajo fianza después de presentarse brevemente ante la corte federal en Manhattan. Ninguno de los dos rindió declaración de culpabilidad o inocencia ante el juez.

Los agentes encubiertos dijeron que éstos compraron datos robados de unas 15 cuentas de American Express, MasterCard y Discover a Hicks, un joven de 19 años que vive con su madre y que utilizó el alias de “OxideDox” en internet.