IFE da última llamada a los votantes en el extranjero

IFE hizo una última llamada a los mexicanos residentes en el extranjero para que a más tardar hoy envíen su votación vía postal
IFE da última llamada a  los votantes en el extranjero
La Junta Local del IFE mientras llevaba a cabo el simulacro electoral como parte de los trabajos encaminados al 1ro de julio.
Foto: Notimex

MÉXICO,D.F.- El Instituto Federal Electoral (IFE) hizo una última llamada a los mexicanos residentes en el extranjero y particularmente en Estados Unidos inscritos en la lista nominal para que a más tardar hoy envíen su votación vía postal para elegir presidente de la República.

“Seguimos con la promoción porque si todavía tienen el sobre en su casa o en el correo estamos a tiempo”, dijo Dalia Moreno, coordinadora del voto de mexicanos en el exterior en entrevista con este diario.

Hasta el día de ayer, el organismo electoral recibió 35,835 sobres “postales voto” de los cuales 25,544 provienen de mexicanos residentes en EEUU y 10,120 de 88 países. El listado nominal quedó integrado por 59,044 interesados.

El organismo electoral continuará recibiendo sobres votos hasta las 8 de la mañana del sábado 30 de junio, fecha y horario que señala la ley, pero hay que descontar el tiempo que tarda en llegar.

“No dejen de enviarlo, tal vez hasta el miércoles”, calculó Moreno.

El próximo viernes habrá un operativo del IFE para recoger los votos enviados al apartado postal de Nuevo Laredo, pero el sábado a las 8:00 de la mañana será el límite para todos los envíos.

Los sobres voto que llegan a México son custodiados por militares desde su llegada al Aeropuerto Internacional del Distrito Federal hasta la Jornada Electoral del domingo 1 de julio.

Ese día los votos serán contabilizados en el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México en 209 mesas integradas cada una por cuatro funcionarios de casilla: un presidente, un secretario y dos escrutadores.

Más información en el Especial México acá

Habrá también representantes de los partidos políticos, observadores electorales y visitantes extranjeros que atestiguarán el proceso de conteo que iniciará a las 18:00 horas del domingo y podrá ser visto desde cualquier parte del mundo a través del micrositio (www.votoextranjero.mx) y de la página del IFE (www.ife.org.mx).

Las autoridades electorales consideran que la jornada ha sido exitosa a pesar del corto presupuesto para la promoción (alrededor de 1.5 millones de dólares): la participación de votantes ya superó el número de sobres voto que se recibieron en 2006, cuando se contabilizaron 32,632 de los 33,111 sobres voto recibidos.

Francisco Moreno, del Consejo de Federaciones Mexicanas en EEUU, reconoció que la gratuidad en el envío y la simplificación en el llenado de solicitud animaron al electorado en Estados Unidos. “Todo fue más fácil”, dijo en conversación telefónica, aunque lamentó la escasa promoción y los impedimentos legales.

El congreso mexicano ignoró hasta este año nueve iniciativas que empujaban el voto por internet, el uso de la matrícula consular para el sufragio o la credencialización en los consulados mexicanos.

“La participación de los migrantes en la vida política de su país es casi un milagro”, observó Primitivo Rodríguez, uno de los impulsores del voto en el exterior desde 2006, cuando se permitió por primera vez y se hablaba de un potencial de tres millones de mexicanos en la Unión Americana con credencial del IFE.

El analista electoral subraya que a los impedimentos legales y la poca propaganda en el extranjero -no hubo compra de tiempo para promoción en radio ni televisión- se añade el escaso interés de los candidatos en el tema.

“En los debates sólo Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN) dedicó dos minutos y medio al tema de los migrantes y el resto nada: los migrantes son los últimos en el interés político a pesar de que sin el dinero que envían ya hubiera habido una guerra civil”, comentó. “Así que aunque sea un voto desde fuera es un acto de heroicidad”.