Tacos a pie de calle

Calle Tacos abrió sus puertas hace una semanas en el corazón de Hollywood
Tacos a pie de calle
En el menú hay tacos al pastor, carne asada, carnitas, pollo y pescado.
Foto: Suministrada

Poco a poco Los Ángeles se está convirtiendo en la “ciudad del taco”. Los encuentra en negocios establecidos, loncheras, en el rincón de alguna esquina y a domicilio.

Actualmente no es difícil encontrar un taquero: lo difícil es encontrar buenos tacos.

Dorian y Javier Villaseñor se han planteado el reto de no sólo tener un establecimiento original y creativo, sino además de ofrecer, según ellos, “el auténtico sabor de los tacos mexicanos”.

“Y el nombre es porque realmente los mexicanos los llamamos tacos de la calle. Nosotros hicimos la traducción del inglés al español tal cual”, explica Dorian Villaseñor, quien, junto con su esposo, Javier, fundaron Calle Tacos, el cual se encuentra en el corazón del vecindario de Hollywood.

La cultura del taco, como muchas otras costumbres y tradiciones mexicanas, ha echado raíz en este país.

Pero es en la urbe angelina donde vive una gran población de mexicanos, que este platillo callejero se ha convertido en el favorito de los latinos de otras nacionalidades que forman parte del mosaico étnico de la metrópolis.

En muchas zonas, la cultura del taco callejero -que se vende aquí por lo regular en loncheras o en algún puesto ambulante- se ha adquirido en todas sus formas. Para disfrutar unos buenos tacos, además del sabor, hay que comerlos parados, con plato en mano y con los dedos.

Dorian y Javier, a pesar de ser una pareja joven, tienen experiencia en el sabor y en el manejo del negocio. Javier es parte del clan Ortiz-Villaseñor, la familia que ha fundado varios restaurantes de comida mexicana, entre la más famosa, la franquicia Tacos Don Chente.

Los dos, sin dejar sus vínculos con el negocio de tacos, que forma parte de esa cadena de tiendas en la ciudad de Long Beach, decidieron echar su propia raíz con Calle Tacos.

El pequeño local se localiza en el bulevar Hollywood, cerca de la esquina con la avenida Wilcox. Es muy pintoresco y su diseño creativo no desentona con la zona.

“Estos tacos son callejeros y para no quitar ese concepto, dejamos los tacos dentro de una lonchera”, explica Dorian, que es originaria de Michoacán, México.

La lonchera fue adaptada para estar dentro del local y simular que está en un estacionamiento, donde es común verlas vender. Ahí se ordena y su puerta lateral -por donde entraría el conductor- es el acceso a los baños.

Hay murales con imágenes de algunas estrellas de Hollywood como Michael Jackson, pero también de personajes mexicanos como el también fallecido Ricardo Montalbán.

“El sabor es auténtico”, asegura Dorian. “Nosotros no utilizamos grasas trans fats. Para marinar la carne de Al Pastor utilizamos el achiote. Y todas nuestras carnes son frescas”.

“En las salsas y la preparación de algunos platillos seguimos utilizando las recetas de familia”, agrega.

Tanto el menú como las bebidas son variados. Hay tacos al pastor, carne asada, carnitas y pollo.

También tacos de pescado, burritos, tortas, quesadillas, nachos, flautas y ensalada.

Aunque los promocionan con el “auténtico” sabor estilo Jalisco y Distrito Federal, al menos a los tacos Al Pastor les falta por lograr esa autenticidad, porque la carne no está cocinada en el “trompo” -una estaca de acero que gira frente a un quemador- que junto con el marinado le da un sabor muy particular.

A Calle Tacos le faltan también esas opciones tradicionales de una auténtica taquería, como son los tacos de lengua, de tripa, de suadero, de cabeza… aunque sus precios son muy asequibles.

En bebidas hay una gran selección porque en este establecimiento además de aguas frescas y gaseosas de marcas mexicanas, se vende cerveza, mucheladas y margaritas.

El local está enclavado en una zona donde no abundan las taquerías porque no hay ni los espacios ni los permisos, justo al lado del antro Epcot.

Esto no es fortuito: los Villaseñor explicaron que se asociaron con el grupo Muse Lifestyle, propietario del mencionado bar con el fin de que los clientes que visitan el lugar deben salir por la puerta que da justo a la taquería.

Así que Calle Tacos se ha convertido en una opción para los trasnochados, que disfrutan de su buen sabor, aunque no sean 100% auténticos.

Por ejemplo, los tacos de pescado son, sin duda, una deliciosa recomendación.

El local abre lunes, jueves, viernes y sábado de 11:00 a.m. a 4:00 a.m., y martes, miércoles y domingo de 11:00 a.m. a 2:00 a.m. Los precios de los platillos van de $1.95 hasta $7.95.