Ganadores y perdedores

La decisión de la Suprema Corte sobre la SB1070 dejó para todos los gustos

La política se ha convertido en el resultado de ganadores y perdedores de acuerdo a la visión general de los medios de comunicación. Ya no es, como pretendían hacernos razonar los filósofos griegos, el arte de gobernar y de crear patrimonio social y económico para la ciudadanía.

De acuerdo a esa percepción mediática, el reciente dictamen de la Corte Suprema de Justicia en torno a la SB1070 tiene vencedores y vencidos.

En primera plana de los ganadores está el presidente Barack Obama. El fallo rompe con la tendencia oscura de la economía, que indudablemente le ha estado quitando puntos en su meta de mantenerse en la Casa Blanca.

Asimismo, el dictamen y especialmente el reciente mandato ejecutivo -no deportar a estudiantes indocumentados-, facilita el apoyo de un porcentaje alto de la comunidad latina a su candidatura.

Los latinos nuevamente retomaron el camino de la movilización y activismo político contra la extrema derecha, cuyas propuestas no simplemente atentan contra los derechos de los indocumentados sino contra la integridad de todos los latinos.

Otro de los ganadores es la gobernadora de Arizona Janice Brewer y sus seguidores de extrema derecha. “Este es el día que nosotros estábamos esperando. No tienen por qué equivocarse, Arizona está lista”, dijo.

Los jueces federales repudiaron la mayoría de los prefijos de la SB1070. Prohíben al gobierno estatal de Arizona y a su departamento policial de criminalizar a los indocumentados por el simple hecho de no tener documentes migratorios vigentes, la policía no puede arrestar a una persona sin un orden judicial, una persona indocumentada tiene todo el derecho de buscar trabajo, aunque las leyes federales prohíben legalmente su contrato. Y lo más importante, la inmigración es una cuestión del gobierno federal y no de los gobiernos estatales.

Sin embargo, la Corte autoriza a la policía local de Arizona inspeccionar documentos a quienes consideren sospechosos de incurrir contra las leyes migratorias. Esta cláusula es conocida como “muéstreme los papeles” y es motivo de festejo de Brewer y su gente radical.

En este sentido, la comunidad latina de Arizona es uno de los grupos perdedores con la decisión. El nuevo fallo es una carta blanca para que los policías de Arizona cometan actos de discriminación en su contra.

Empero, el gran perdedor de este proceso legal es el candidato republicano Mitt Romney. El tema migratorio se sobrepuso a la economía.

Por otra parte, los estados en contención o indecisos, Nevada, Colorado y Virginia, mismos que tienen un electorado latino determinante, ahora tienen tendencias marcadas de apoyo al presidente Obama. Hoy el mismo estado de Arizona se encuentra entre los estados en contención.

El fallo de la Corte Suprema abrió el nicho de Romney, galvanizó la movilización de los latinos contra el extremismo de la sociedad civil y dio un toque de energía a la campaña del presidente Obama.