Tiro Directo: No regresen al futbol mexicano

Para algunos jugadores, volver a México sin perseverar en Europa podría ser un error

¿Qué habría pasado si Hugo Sánchez se hubiese regresado de España cuando la afición del Atlético de Madrid lo abucheaba y lo insultaba?

Obviamente no habría ganado cinco Pichichis ni hubiese sido parte de uno de los equipos más emblemáticos en la historia del Real Madrid. Cuando le tocó nadar contra la corriente, Hugo afianzó la cabeza y le dio para adelante, su recompensa fue probar la gloria.

Lamentablemente este historia no es suficiente motivación para algunos jugadores mexicanos que a la primera bronca que enfrentan se regresan corriendo a su país.

Efraín Juárez y Pablo Barrera son dos jugadores muy talentosos que en mi opinión se han equivocado en su decisión de regresar a México y a dos equipos que están urgidos de campeonatos.

A las aficiones del América y Cruz Azul donde llegan Juárez y Barrera respectivamente no les va a importar si llevan meses que no juegan en los equipos donde estuvieron en tierras europeas, las expectativas están por los cielos y van exigir resultados.

Andrés Guardado en una conferencia de prensa les aconsejó a Barrera y Juárez que aguantaran y que siguieran luchando por permanecer en sus respectivos clubes porque solamente así iban a poder mejorar su nivel.

Guardado también ha tenido sus altibajos pero ha luchado por quedarse y ha conseguido ganarse su lugar, tal como lo han hecho otros como Rafael Márquez, Javier ‘Maza’ Rodriguez, Javier ‘Chicharito’ Hernández y el mismo Carlos Salcido en su momento.

Si la selección mexicana ha logrado mejorar en gran parte se debe a la experiencia que han obtenido sus jugadores en el extranjero y necesita que sus figuras sigan luchando por abrirse las puertas en Europa y no que se regresen cuando las cosas no se les están dando.

Ahora que Barrera y Juárez están en México tienen la obligación de ser figuras y más vale que estén listos para las presiones que vienen. Ojalá sepan responder mejor de lo que lo hicieron cuando las cosas se les complicaron en el extranjero.