Evite accidentes en el hogar durante las vacaciones

Aquí le brindamos varias recomendaciones para evitar que se empañen sus días de reposo
Evite accidentes en el hogar durante las vacaciones
Una de las recomendaciones es vigilar de forma constante a los menores para que no jueguen con objetos peligrosos.
Foto: Archivo

México – La Secretaría de Protección Civil del Distrito Federal emitió una serie de recomendaciones para evitar accidentes en el hogar que pudieran poner en riesgo a las personas, durante el presente periodo vacacional.

El titular de la dependencia, Elías Miguel Moreno Brizuela, sugirió a los padres de familia vigilar de forma constante a los menores, así como mantener bajo llave medicamentos, solventes, detergentes y productos corrosivos que pudieran provocar envenenamiento o intoxicación en caso de ser ingeridos.

De igual manera, exhortó a no dejar al alcance de las niñas y niños, objetos peligrosos o punzocortantes como tijeras, cuchillos, navajas, desarmadores, picahielos o algún otro elemento que pudiera causarles heridas o provocar incendios como veladoras, cerillos y encendedores.

Además, recomendó colocar tapones en los contactos de luz y evitar en lo posible dejar cables eléctricos sueltos para que no haya cortos circuitos y/o incendios.

Recordó que uno de los puntos más importantes es impedir que los pequeños jueguen en la cocina o cerca de la estufa, donde podría ocasionarse el derrame de líquidos o alimentos calientes, que provocarían heridas a causa de las quemaduras.

En este sentido, el funcionario informó que de acuerdo con la Secretaría de Salud capitalina, las quemaduras graves ocupan el primer lugar en el índice de accidentes que ocurren en el hogar, seguidos por ahogamientos y envenenamientos, situaciones que crecen hasta en 10% en temporada de recesos escolares.

Asimismo, refirió que de acuerdo con datos del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes, durante las vacaciones aumenta hasta en más de 10% el número de niños atendidos en los hospitales por heridas y quemaduras, causadas principalmente, por descuido de los adultos.

Los principales incidentes que se contabilizan en niñas y niños de entre 3 y 12 años, son por quemaduras de primero, segundo y hasta tercer grado.

De igual manera, tienen alto índice las cortaduras, intoxicaciones, envenenamientos accidentales, ahogamiento, caídas de azoteas o escaleras, descargas eléctricas, todo ello consecuencia de la falta de atención y cuidado de algún adulto, subrayó.

Moreno Brizuela llamó a los adultos a que vigilen que los menores no hagan falsas llamadas a los cuerpos de emergencia porque ponen en peligro la vida y el patrimonio de quienes realmente los requieren.