Jóvenes principales afectados por trastorno bipolar

La enfermedad, caracterizada por transitar de episodios de gran euforia a profunda depresión, es un padecimiento crónico y su tratamiento es de por vida con fármacos y terapia psicológica

Guía de Regalos

Jóvenes principales afectados por trastorno bipolar
Los neoyorquinos con problemas mentales cuentan desde hoy con nuevo centro de ayuda.
Foto: THINKPHOTO.COM

Guadalajara – Es entre los 22 y los 35 años en que aparece con mayor frecuencia el trastorno bipolar y al ser un padecimiento crónico su tratamiento es de por vida y requiere el compromiso y adhesión del paciente.

El psiquiatra del IMSS en Jalisco, Horacio García Rábago, indicó se ubica dentro de los primeros motivos de hospitalización el trastorno bipolar, caracterizado por transitar de episodios de gran euforia a profunda depresión.

García Rábago, quien es director del Centro Comunitario de Salud Mental del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, subrayó que es lamentable que esta enfermedad sea especialmente frecuente entre la población joven.

Señaló que el año pasado, de los 300 ingresos registrados en el CCS alrededor de 40 correspondieron a personas con trastorno bipolar, que si bien afecta por igual a hombres que a mujeres, cuando se habla del polo depresivo es ligeramente mayor en el sector femenino.

Detalló que se trata de una patología crónica que de no atenderse, altera de manera significativa el desarrollo del paciente en todas sus esferas, desde la personal, hasta la académica y laboral, lo cual tiene un fuerte impacto porque se trata, reiteró, de personas en plena etapa productiva de la vida.

Manifestó que existen cuatro episodios identificados en torno al trastorno bipolar: manía franca, depresión franca, hipomanía y el llamado mixto, caracterizado este último porque en “uno o dos días el paciente puede ir de un polo a otro”, pero finalmente son fases que se alternan y con las que se puede iniciar la enfermedad.

El médico señaló que, como ocurre con otros trastornos de tipo mental, entre más tempranamente aparezca la bipolaridad, “el pronóstico es más malo porque el paciente caminó menos tiempo por el trayecto de la normalidad, por así decirlo”.

En contraparte, resaltó, quien presenta los síntomas a más avanzada edad, es muy posible que ya haya tenido algunos logros en su vida, como un matrimonio o una profesión por ejemplo.

Indicó que no se conoce una causa específica de este trastorno aunque se sabe que tiene un trasfondo genético importante “si un miembro de la pareja padece bipolaridad, existe un 17 % de probabilidades de que la herede y si ambos la tienen, el riesgo de transmitirla sube al 40 %”.

Se trata de una afección crónica que por lo mismo debe ser tratada de por vida con fármacos principalmente, aunque existen casos en los que la terapia psicológica es también importante, pero lo que más impacta es el apoyo familiar y el apego al tratamiento.

Sugirió que al notar alguno de los datos clínicos ya citados como ir de la euforia a la depresión con mucha facilidad, tener poca tolerancia a la frustración y tornarse irritable ante el más mínimo estímulo, es importante buscar atención médica inmediata.

Manifestó que la atención temprana marcará significativas diferencias en la calidad de vida del paciente, además, tanto los estados de euforia como los de depresión característicos del trastorno bipolar, pueden poner en riesgo la vida de la persona.

En estado eurófico, la persona tiende a realizar actividades temerarias, por extremas que éstas sean, mientras que la depresión es bien conocida por estar presente como un antecedente importante del suicidio, de ahí en que insistiera en el diagnóstico y tratamiento oportunos del trastorno bipolar.