Secta de caníbales se come genitales de sus víctimas

Detienen a 28 en Papúa Nueva Guinea por el asesinato de siete personas

Guía de Regalos

Sídney – Las autoridades papuanas han detenido a 28 miembros de una secta que presuntamente asesinaron a siete personas para comerse sus cerebros y genitales con el fin de obtener poderes sobrenaturales, informaron hoy los medios locales,

Los sospechosos comparecieron el pasado martes en los juzgados del distrito de Madang, en la norteña provincia del mismo nombre, donde les fueron leídos los cargos de asesinato y canibalismo y luego se fijó la próxima vista para el 17 de agosto, según diarios locales.

El jefe de la unidad criminal encargada de la investigación, Steven Yalamu, detalló al citado medio que iban a presentar siete cargos pero decidieron retirar cinco para recabar más pruebas.

Esta secta cuenta con hasta 1,000 miembros y opera en la altiplanicie de Papúa Nueva Guinea, una región con malas comunicaciones y poblada por numerosas tribus muy supersticiosas.

La gente de ese territorio suele contratar a gente con poderes sobrenaturales, como los miembros de esta secta, para que escarmienten o maten a personas que creen hechiceras.

“Cuando ocurre una muerte, una enfermedad o un accidente, es común que los miembros de la comunidad atribuyan el suceso al uso de brujería”, indica un informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Aunque los datos al respecto son difíciles de obtener, un estudio de Amnistía Internacional dijo que, “sólo en el 2008, se reportaron más de 50 muertes relacionadas con brujería y las autoridades locales creen que muchos otros asesinatos podrían no haber sido denunciados”.