Violenta jornada en centro de Los Ángeles

El enfrentamiento dejó como saldo 17 arrestos y varios agentes con heridas leves

Elementos de la Policía trataron de impedir que miembros de Occupy LA pintaran con gis, mensajes en las calles.
Elementos de la Policía trataron de impedir que miembros de Occupy LA pintaran con gis, mensajes en las calles.
Foto: AP

Los disturbios durante la noche del jueves en el centro de Los Ángeles fueron consecuencia de una campaña del movimiento Occupy LA que decidió escribir mensajes con gis en las calles y aceras del Art Walk, algo que para el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) es un delito.

Producto del enfrentamiento entre integrantes de Occupy LA y policías del LAPD se registraron 17 arrestos, varios heridos por las balas de goma que dispararon los agentes antimotines y al menos cuatro oficiales con lesiones menores por las botellas y piedras que les lanzaron.

Norma Eisenman, vocera del LAPD, aseguró que el pintar las aceras con gis es un acto de vandalismo, sin embargo para el movimiento de “Los Indignados” de Occupy LA se trata de un derecho constitucional basado en la libre expresión que ha sido validado por la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito en el caso MacKinney v. Nielsen No. 94-15438.

Los integrantes de Occupy LA decidieron realizar este tipo de demostración en respuesta a la docena de personas que durante el último mes han sido arrestadas por escribir mensajes con gis en las aceras de Los Ángeles.

Por ello a través de las redes sociales están convocando a continuar con esta campaña en el próximo evento de Art Walk, o lo que ellos llaman Chalk Walk, a realizarse el 9 de agosto.

Los disturbios se registraron alrededor de las 10:00 de la noche, cuando varios jóvenes fueron advertidos por policías de que no escribieran en las banquetas. Los jóvenes, considerando que se trata de un acto de libre expresión, no hicieron caso y fue cuando intervino la policía.

Algunos jóvenes respondieron lanzando objetos a los agentes antimotines al tiempo que gritaban: ¿De quién son las calles? ¡Son nuestras calles!

A la medianoche fue controlado el incidente, pero varias paredes fueron rayadas con gis y hubo quienes aprovecharon para dejar pintas con pintura en aerosol.

De los 17 arrestos, nueve fueron acusados por actos vandálicos, dos por no acatar la orden de dispersión, dos por asalto con arma mortal, dos más por resistirse al arresto, uno por recibir propiedad robada y uno más por atacar a un policía.

“Teníamos 80 oficiales en el Art Walk y terminamos con 140, que llegaron a apoyar por los disturbios”, mencionó la vocera del LAPD.

Joe Moller, director ejecutivo de Art Walk, se deslindó de la presencia de Occupy LA y dijo que los disturbios del jueves no detendrán la continuidad de este evento de exposiciones artísticas que desde hace ocho años se realiza cada segundo jueves de mes y que reúne a miles de angelinos en el llamado Gallery Row, en las calles Spring y Main.

“Antenoche (jueves), aproximadamente a las 8:40 pm, un pequeño grupo organizado por Occupy LA se reunió en la esquina de las calles Spring y 5th. El Downtown LA Art Walk no tuvo ningún papel en ese evento y no está involucrado en la planeación o ejecución de cualquier evento de Occupy”, declaró Moller.

“Es desafortunado”, señaló, “que este pequeña organización perturbe una velada de arte, comida y diversión para miles de angelinos y turistas que visitaron el Art Walk esa noche”.

Moller indicó que estarán trabajando de manera conjunta con el LAPD para que el próximo Art Walk sea más seguro.

Comerciantes y residentes del área condenaron la acción de Occupy LA al acusarlos de dejar pitarrajeadas varias paredes que durante la mañana del viernes fueron restauradas.

El LAPD no tenía un cálculo de los daños.

Una declaración de Occupy LA publicada en las redes sociales, establece que eran unos 500 jóvenes de su movimiento los que participaron y culparon de los disturbios al comandante Horace Frank, a quien calificaron de falta de liderazgo, ya que decidió reprimir a los jóvenes que sólo escribían en el suelo mensajes efímeros o que se borran pronto.

“Estamos hartos de las tácticas estúpidas y represivas del LAPD”, señala el comunicado. “Arrestar a alguien por escribir con gis en una acera pública es una estupidez suprema”.