Kuerten y Capriati a la inmortalidad

El tenista brasileño y la exprincesa ya están al lado de las leyendas del tenis

Jennifer trata de contener las lágrimas antes de hablar.
Jennifer trata de contener las lágrimas antes de hablar.
Foto: AP

NEWPORT, Rhode Island (AP).- Gustavo Kuerten fue un especialista de arcilla que logró ganar tres veces el Abierto de Francia, el torneo cumbre en la superficie. La carrera de Jennifer Capriati, en su adolescencia, tuvo muchos vaivenes. Ayer, los dos pasaron a la inmortalidad.

El brasileño Kuerten, Capriati y otros tres tenistas ingresaron ayer al Salón de la Fama durante una ceremonia de 90 minutos de duración.

Los otros fueron el extenista español Manuel Orantes, el ejecutivo de la industria del tenis Mike Davies y el campeón en silla de ruedas Randy Snow, quien recibió un merecido homenaje póstumo.

Kuerten, dueño de un irresistible carisma, alcanzó el primer lugar del ránking en el 2000 y totalizó 43 semanas en la cima del tenis.

Al ganar la Copa Masters de ese año, “Guga” se convirtió en el primer sudamericano en completar la temporada como número uno.

El polvo de ladrillo de París fue su lugar favorito al consagrarse campeón de Roland Garros en 1997, 2000 y 2001.

“Creo que es la superficie en la que uno más sufre”, dijo “Guga”, ahora de 35 años, sobre la arcilla.

“Uno tiene que jugar durante muchas horas. Tiene que usar todas las armas posibles y luchar como un guerrero. Es divertido intentarlo”, agregó.

Mermado por dolencias en la cadera, Kuerten se retiró en 2008 con una marca de 358-195.

Capriati inició como una joven prodigio, pero su carrera luego se descarriló con problemas fuera de las canchas, se recuperó para conquista tres títulos de Grand Slam.