Entrenador de boxeo es acusado de abuso

Un joven de 15 años dice que fue acosado hasta en 50 ocasiones

Las autoridades están detrás de Anthony Serrano, un hombre de 45 años que entrenaba a jóvenes que querían ser boxeadores.
Las autoridades están detrás de Anthony Serrano, un hombre de 45 años que entrenaba a jóvenes que querían ser boxeadores.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Acusado de presuntamente abusar sexualmente de un par de adolescentes, Anthony Serrano, un hombre de 45 años que entrenaba a jóvenes aspirantes al boxeo, fue arrestado ayer en la ciudad de Santa Ana, donde se ubica el Santa Ana Boxing Club, en el cual entrenó a estos y a otros jóvenes por más de 10 años. Ayer este lugar se mantuvo completamente cerrado y los vecinos del lugar prefirieron no comentar en torno a la investigación que conduce el Departamento de Policía de Santa Ana, en la que un joven de 15 años acusa a Serrano de haberlo acosado hasta en 50 ocasiones en el último año.

Según la policía, la presunta víctima -un adolescente hispano- parece ser un joven con muchas posibilidades en el boxeo pero que tuvo que dejar no solo de entrenar, sino también de vivir en Santa Ana para poder confesarle a su madre lo que supuestamente ocurrió con Serrano.

“La víctima se presentó anoche (domingo) ante la comisión juvenil y uno de sus miembros nos reportó del presunto crimen; a partir de ahí se dio el arresto y hemos iniciado con la investigación”, señaló Anthony Bertagna, portavoz de la Policía de Santa Ana.

Esta no es la primera vez que Serrano enfrenta a las autoridades por razones de presunta conducta inapropiada hacia menores de edad. En el año 2008, según Bertagna, el hombre fue investigado, pero “desafortunadamente en ese entonces no hubo suficiente evidencia para enjuiciar el caso”, apuntó.

La policía asegura que esta vez hay más evidencia para acusar al entrenador, quien supuestamente se ha involucrado en pandillas pero se había regenerado y por ello ayudaba a los jóvenes de la comunidad de Santa Ana a mantenerse alejados de ellas a través del boxeo.

La mayoría de los jóvenes que asistían al club de boxeo, ubicado en la esquina de las calles 4th y Garfield, son jóvenes de bajos recursos y de origen hispano. Ambas presuntas víctimas han sido identificadas como adolescentes latinos.

“Estamos tras la pista de otras posibles víctimas, ya que ahora tenemos información que nos indica que el sospechoso usaba un patrón de comportamiento muy similar entre ellas, y suponemos que lo hacía con otros alumnos”, indicó el portavoz de la policía. “En varios casos, los jóvenes carecían de una figura paterna y él adoptaba el papel de mentor, abusando de la confianza de los chicos”, agregó.

Las autoridades aseguran que el gimnasio de boxeo no ha sido cerrado por orden judicial y que trabajan para que más víctimas salgan a la luz y poder iniciar un proceso criminal en contra de Serrano, quien está en la cárcel bajo una fianza de 100 mil dólares, pero que aún no ha sido formalmente acusado.

La policía de Santa Ana pide la ayuda de personas que puedan dar más información en este caso llamando al (855) TIP-OCCS.