Arrestan a maestra que tuvo hijo de estudiante mexicano

La profesora de español fue denunciada anónimamente.

Denver, Colorado (EFE).- La Policía de Greeley (Colorado) arrestó a una maestra de español de una escuela local, a quien se acusa de haber mantenido relaciones con un estudiante mexicano, con quien tuvo un hijo el año pasado.

Tras recibir una denuncia anónima, las autoridades procedieron a arrestar ayer a Rhonda Eisenberg, que confesó que desde 2010 mantiene relaciones íntimas con uno de sus alumnos, quien en aquel momento tenía 17 años.

Según la información difundida por el Departamento de Policía de Greeley, la maestra era la tutora legal del joven, ya que el muchacho se encontraba solo en Estados Unidos porque sus padres estaban en México en ese momento.

El informe policial indica que Eisenberg y su alumno mantuvieron relaciones entre junio y septiembre de 2010 y tuvieron un hijo a principios de 2011, aunque no revela detalles ni del joven mexicano ni del bebé.

“Varios meses antes de que él (el estudiante) se graduase, ella (Eisenberg) dio a luz a un bebé de aspecto hispano, por lo que los compañeros de trabajo y familiares de la maestra sospecharon que ella había mantenido relaciones con la víctima, que era un menor de edad a su cuidado”, dijo Carl Alm, portavoz de la Policía.

El pasado viernes 13 de julio, indicó Alm, recibieron una llamada anónima en la que denunciaban Eisenberg.

“Esa persona (el denunciante) estaba preocupada porque ella (la maestra) seguía trabajando con muchachos adolescentes”, indicó el portavoz.

La docente enfrenta dos cargos de abuso sexual de menores y de abuso reiterado, así como cargos de abuso de menores por parte de una persona en posición de autoridad.

De ser declarada culpable, Eisenberg podría recibir una sentencia de hasta 12 años por cada uno de los cargos, más cinco años adicionales de libertad condicional.

Eisenberg estudió español en México y comenzó a enseñar en Greeley en 1991, siempre dictando clases de español.

En 2000 llegó a la Escuela Secundaria Northridge, centro educativo donde enseñaba hasta ahora y en el que el 62 por ciento de sus 1,000 estudiantes son latinos.