Exlíder priísta acusado de deuda millonaria ahora hace mermelada

Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila, México, acusado de endeudar a ese estado por más de $2,000 millones con documentos falsos, ahora se dedica a los productos naturales.
Exlíder priísta acusado de deuda millonaria ahora hace mermelada
El ahora exlíder del PRI se despide de sus correligionarios en la sede del partido en el D.F. A su lado Cristina Díaz presidenta interina.

México (EFE).- Humberto Moreira, exgobernador del estado mexicano de Coahuila, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y hasta el año pasado uno de los políticos más poderosos del país, se dedica ahora a fabricar mermeladas.

Moreira revela sus nuevas actividades en una entrevista que publica hoy el diario Vanguardia, de la ciudad de Saltillo, capital del estado nororiental de Coahuila, que fue administrado por él entre 2005 y 2011 y ahora está gobernado por su hermano Rubén.

El 2 de diciembre pasado, Humberto Moreira renunció a la dirección del PRI, después de once meses al frente de ese grupo, tras verse involucrado en un escándalo por la supuesta contratación irregular de deuda pública durante su Gobierno en Coahuila.

El caso, calificado en la prensa como el “Moreirazo”, estalló en agosto del año pasado cuando se conoció que el endeudamiento del estado pasó de unos $23 millones en 2005 a $2,302 millones al cierre de la gestión de Humberto Moreira al frente de Coahuila.

Parte de ese endeudamiento fue contratado con documentos falsos, según la fiscalía general. Los presuntos responsables son integrantes de la administración de Moreira que, según él, abusaron de su confianza.

“Tengo un defecto- confío mucho en la gente, y a veces me traicionan”, afirmó en la entrevista Moreira.

Dice que se dedica a fabricar mermeladas y otros productos naturales, pero no descarta regresar a la política, especialmente si el negocio le sale mal.

Un día después de que anunciara su renuncia a la dirección del PRI, el entonces virtual candidato presidencial de ese partido a los comicios del 1 de julio, Enrique Peña Nieto, calificó como “prudente” y “atinada” su dimisión, y ensalzó sus méritos.

Humberto Moreira, agregó Peña Nieto, dio al PRI “importantes frutos y logros”, incluidas victorias en elecciones regionales.

“De todas las contiendas en las que participó el PRI ganó en todas (…). El priísmo está en reconocimiento a ese desempeño”, añadió Peña Nieto, quien puede convertirse en el próximo presidente de México si los tribunales confirman su triunfo en los comicios.