Rivera “lanza” posibilidad de volver a jugar (Video)

El cerrador panameño no descarta reintegrarse a los Yankees esta temporada
Rivera “lanza” posibilidad de volver a jugar (Video)
Mariano Rivera sufrió una lesión en el ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha el pasado 3 de mayo.
Foto: Archivo

Nueva York – El jugador de béisbol Mariano Rivera, que abrió hoy la Bolsa de Nueva York, afirmó que, a pesar de la lesión que sufrió en mayo, no descarta volver a jugar con los Yankees esta temporada y dijo sentirse optimista al respecto, aunque prefiere no apresurar el proceso.

“Todavía no he descartado volver a jugar esta temporada, soy positivo y siempre optimista, pero quiero tomármelo con calma, ya que, si no ocurre, sufriré una decepción”, aseguró hoy Rivera en una entrevista con el canal CNBC tras hacer sonar la campana en el acto de apertura de la Bolsa neoyorquina.

El cerrador panameño, que en 2011 batió un récord en las Grandes Ligas al lograr su rescate número 602 como profesional, superando la marca de Trevor Hoffman, sufrió un desgarro en el ligamento anterior cruzado de su rodilla derecha el pasado 3 de mayo, lo que le apartó del terreno de juego.

“El plazo para reincorporarme esta temporada se está agotando, el tiempo es precioso -reconoció Rivera-, pero no puedes apresurar las cosas, el tiempo curará todo. Si de mí dependiera, ya estaría lanzando, pero no puedo hacerlo, así que tengo que esperar”.

El jugador de los Yankees, de 42 años, señaló que, mientras tanto, su equipo está haciendo “una gran temporada, de récord”, y que su sustituto, Rafael Soriano, está realizando “un tremendo trabajo”.

“Esto demuestra que, a pesar de que hemos perdido a varios jugadores que fueron claves durante mucho tiempo, todavía nos mantenemos los primeros y eso dice mucho del equipo y de los deportistas que tenemos”, subrayó Rivera.

Por otro lado, remarcó que esto le está permitiendo relajarse y centrarse en otros proyectos, como los caritativos, a los que definió como su “pasión y meta” y de los que aseguró que le hacen “feliz” y que, junto a la rehabilitación, ocupan la mayor parte de su tiempo.