‘Dreamers’ ya ven beneficios

Unos mil casos corresponden a personas que enfrentaban la deportación

Pie de foto
Pie de foto
Foto: credito de foto

WASHINGTON, D.C.- Cerca de mil jóvenes indocumentados ya se han beneficiado con la nueva política de alivio administrativo anunciada por el Gobierno de Estados Unidos en junio. Así lo especificó ayer la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, quien defendió la medida ante las innumerables críticas de congresistas republicanos.

No fue un buen día fácil para la secretaria de DHS. Era la primera vez que se enfrentaba al Comité Judicial de la Cámara de Representantes desde que se anunció el beneficio migratorio.

A través de un memorando, el Gobierno ordenó el fin de las deportaciones de jóvenes, amparados bajo el Proyecto de Ley del Sueño (Dreamers), además del otorgamiento de acción diferida. Este mecanismo les permite permanecer en el país y acceder a permisos de trabajo.

Aunque los postulantes al proceso solo podrán aplicar a partir del 15 de agosto próximo, Napolitano reconoció que cerca de mil jóvenes ya se han recibido esta garantía. La Opinión confirmó con DHS que estos casos corresponden a personas que ya se encontraban con procesos de deportación abiertos.

En el memorando emitido por el Gobierno el 15 de junio se especificó que ” de manera inmediata” las personas que tenían casos de deportación y podían beneficiarse de la nueva política permanecerían en el país y DHS les ofrecería optar al proceso de acción diferida por dos años.

Respecto a quienes están fuera del sistema, Napolitano aseguró que “aún están definiendo los detalles para la aplicación de los postulantes. El departamento emitirá nuevas guías el 1 de agosto”, dijo.

Precisamente grupos proinmigrantes y activistas se han quejado de la falta de detalles respecto al proceso de implementación. Quieren saber, por ejemplo, cuanto costará el trámite, que documentos específicos serán aceptados y cuanto se demorará el proceso, entre otros puntos.

Napolitano confirmó que el trámite tendrá un costo, pero no dio una estimación. En tanto, el grupo de mil jóvenes con procesos de deportación abiertos, que han sido amparados por la nueva política, están sujetos al sistema actual. Es decir, han postulado a acción diferida de manera gratuita y han pagado 380 dólares por sus respectivos permisos de trabajo, en caso de necesitarlos.

Varios congresistas republicanos se han mostrado furiosos con el alivio administrativo entregado por el Gobierno.

“La decisión sin precedentes de otorgar una amnistía a través de acción diferida ignora el estado de derecho, que es la base de nuestra democracia y rompe la fe de los estadounidenses”, dijo el presidente del Comité Judicial, Lamar Smith (R-TX).

“No revocaré la decisión […] es la política correcta y está dentro de nuestra autoridad prosecutorial”, enfatizó Napolitano tras recibir diversas quejas. Incluso el representante Steve King (R-IA), aseguró que “la vería en las cortes”.

Quienes sí apoyaron la medida fueron diversos congresistas demócratas en el comité, que agradecieron a la secretaria de DHS. Más aún, ayer, un grupo de 104 representantes difundieron una carta, encabezada por el congresista Luis Gutiérrez (D-IL), que fue enviada al Presidente Barack Obama.

“Reconocemos que hay quienes querrán quitarle el poder de discreción a la rama ejecutiva. Como usted, pensamos que está actuando con bases políticas, legales y morales sólidas y haremos todo lo que esté en nuestro poder para defender sus acciones”, especificó la misiva.

Napolitano también recibió el apoyo de los Dreamers, que permanecieron detrás de ella durante toda la audiencia. “Es un poco frustrante ver cómo están atacando esta nueva política. Eso demuestra quienes están con nosotros y quienes no. Especialmente en este año electoral. Es importante que la comunidad sepa quienes son”, dijo Erika Andiola, cofundadora de la Coalición por el DREAM Act de Arizona.

El Gobierno calcula que entre 800 mil y un millón de jóvenes se beneficiarán de la posibilidad de arreglar su estatus migratorio mediante la acción diferida.