El cambio

México

René Zabaleta Mercado, filósofo y sociólogo boliviano y uno de los intelectuales más dotados de América Latina, introdujo algunos términos que resultan útiles para entender los procesos políticos que se desarrollan actualmente en México.

Zabaleta Mercado se destacó como académico durante su estadía en México. Sus libros más importantes los escribió en este país.

Zabaleta Mercado empleó los términos de “Momento Constitutivo” y “Disponibilidad” tras hacer un análisis sociológico-histórico de los gobiernos oligárquicos de Bolivia.

Un momento constitutivo es un instante histórico revolucionario, a través del cual las bases sociales mayoritarias buscan el cambio político por medio de un movimiento sincronizado desde abajo. La meta del movimiento es cambiar las formas de gobierno y buscar un liderazgo político que tenga más afín con los intereses de los movimientos organizados y la población en general.

Por su parte, la Disponibilidad es el grado de conciencia social de la gente que se moviliza para realizar un movimiento de cambio. Un Momento Constitutivo no puede llevarse a cabo sin la Disponilidad de las bases sociales. De manera que estos dos procesos de cambios son interdependientes.

Si llegamos a ver la situación de México, los conceptos de Zabaleta son muy utilizables para analizar lo que ocurrió y lo que actualmente sucede en este país.

La historia mexicana nos demuestra que la guerra contra Estados Unidos (1846-1848), a pesar de perderla, es un Momento Constitutivo de mucha importancia para el desarrollo de conciencia ciudadana.

Después de esta guerra y con la Revolución de Ayutla, México prácticamente nace como Estado político moderno. Otro momento constitutivo es sin lugar a dudas la Revolución Mexicana de 1910.

Este levantamiento armado no solo fue contra la dictadura de Porfirio Díaz, sino también contra un sistema social polarizante y desgastador, cuyos sistemas político y económicos favorecieron a los intereses de una pequeña elite económica y al capitalismo internacional.

Hoy, el movimiento de los estudiantes de México, # Yo Soy 132, no es una revolución armada, pero es un Momento Constitutivo histórico que tendrá su propio peso en próximo sexenio presidencial.

Los estudiantes tienen la disponibilidad para el cambio social. Ya no quieren fomentar el regreso del autoritarismo democrático; prefieren romper, a través de la movilización, los mecanismos de corrupción, prebendalismo y un sistema político de clientelismo.

La meta de este grupo, más allá de impedir la consagración de Enrique Peña Nieto en Los Pinos, es buscar una alternativa real de democracia en este país. La disponibilidad y el momento constitutivo están presentes en México. Esperemos que no sean tan trágicos como el de los siglos pasados.